Contenidodeinteracciónconelpaciente

Trastorno por consumo de alcohol

Para descargar la versión traducida al ucraniano haga clic en el siguiente enlace

Jan.22.2021
View related content
 Alcohol Use Disorder

Trastorno por consumo de bebidas alcohólicas

Alcohol Use Disorder

El trastorno por consumo de bebidas alcohólicas es una afección en la que el consumo de alcohol altera la vida cotidiana. Las personas con esta afección consumen bebidas alcohólicas en exceso y no pueden controlar su consumo.

El trastorno por consumo de bebidas alcohólicas puede causar problemas graves en la salud física. Puede afectar al cerebro, al corazón y a otros órganos internos. Este trastorno puede aumentar el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer y causar problemas de salud mental, como depresión o ansiedad.

¿Cuáles son las causas?

Esta afección se debe al consumo excesivo de alcohol con el transcurso del tiempo. Algunas personas que sufren esta afección beben para enfrentarse a situaciones negativas de la vida o escapar de ellas. Otros beben para aliviar el dolor o los síntomas de una enfermedad mental.

¿Qué incrementa el riesgo?

Es más probable que sufra esta afección si:
  • Tiene antecedentes familiares de trastorno por consumo de bebidas alcohólicas.
  • Su cultura fomenta el consumo de bebidas alcohólicas hasta el punto de emborracharse (intoxicación alcohólica).
  • Tuvo un trastorno emocional o de conducta en la infancia.
  • Ha sufrido abusos.
  • Es adolescente y:
    • Tiene un desempeño deficiente en la escuela.
    • Recibe poca supervisión o guía.
    • Actúa de forma impulsiva y le gusta tomar riesgos.

¿Cuáles son los signos o síntomas?

Los síntomas de esta afección incluyen:
  • Beber más de lo que desea.
  • Intentar beber menos en varias ocasiones, sin éxito.
  • Pasar mucho tiempo pensando en el alcohol, intentando conseguir alcohol, bebiendo o recuperándose de haber bebido.
  • Continuar bebiendo incluso cuando esto le causa problemas graves en su vida cotidiana.
  • Beber cuando es peligroso hacerlo, por ejemplo, antes de conducir.
  • Necesitar cada vez más alcohol para obtener el mismo efecto que busca (generar tolerancia).
  • Tener síntomas de abstinencia al dejar de beber. Entre los síntomas de abstinencia se incluyen los siguientes:
    • Dificultad para dormir, que produce cansancio (fatiga).
    • Cambios en el estado de ánimo, con depresión y ansiedad.
    • Síntomas físicos, como frecuencia cardíaca acelerada, respiración rápida, presión arterial elevada (hipertensión), fiebre, sudoración fría o náuseas.
    • Convulsiones.
    • Confusión grave.
    • Ver o sentir cosas que no existen (alucinaciones).
    • Temblores que no se pueden controlar.

¿Cómo se diagnostica?

Este trastorno se diagnostica mediante una evaluación. Para comenzar, el médico puede hacerle tres o cuatro preguntas sobre su consumo de alcohol o entregarle una prueba sencilla que deberá realizar. Esto ayudará a obtener información clara sobre usted.

Pueden hacerle un examen físico o análisis. Pueden derivarlo a un terapeuta especializado en abuso de sustancias.

¿Cómo se trata?

Con la educación, algunas personas con trastorno por consumo de bebidas alcohólicas pueden reducir su consumo. Muchas personas con este trastorno no son capaces de modificar su comportamiento por su cuenta y necesitan la ayuda de especialistas en abuso de sustancias. Estos especialistas son terapeutas que pueden ayudar a diagnosticar la gravedad de su trastorno y a decidir qué tipo de tratamiento necesita. Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:
  • Desintoxicación. La desintoxicación consiste en dejar de beber, con la supervisión y las instrucciones de los médicos. El médico puede recetarle medicamentos en la primera semana para ayudar a disminuir los síntomas de la abstinencia. La abstinencia puede ser peligrosa y potencialmente mortal. La desintoxicación puede realizarse en el hogar, en un ámbito extrahospitalario, en un centro de atención primaria, en un hospital o en un centro de tratamiento para abuso de sustancias.
  • Asesoramiento psicológico. Puede incluir entrevistas motivacionales (EM), terapia familiar o terapia cognitivo-conductual (TCC). Lo realizan terapeutas profesionales o especializados en el tratamiento de pacientes que abusan de sustancias. Un terapeuta puede abordar cómo cambiar su comportamiento de consumo de bebidas alcohólicas y cómo mantener los cambios. La terapia tiene como objetivos:
    • Identificar sus motivaciones positivas para cambiar.
    • Identificar y evitar aquello que lo conduzca a beber alcohol.
    • Enseñarle a planificar su cambio de comportamiento.
    • Proponer sistemas de apoyo que puedan ayudarlo a mantener el cambio.
  • Medicamentos. Los medicamentos pueden ayudar a tratar este trastorno de la siguiente manera:
    • Disminuyen el deseo intenso de consumir.
    • Reducen el sentimiento positivo que experimenta al beber alcohol.
    • Causan una reacción física desagradable cuando bebe alcohol (terapia de aversión).
  • Grupos de apoyo mutuo como Alcohólicos Anónimos (AA). Estos grupos son dirigidos por personas que han superado su problema con la bebida. Estos grupos brindan apoyo emocional, consejos y orientación.

Algunas personas con esta afección se benefician del tratamiento combinado que se ofrece en algunos centros de tratamiento especializados en el abuso de sustancias.

Siga estas instrucciones en su casa:

Medicamentos

  • Use los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico.
  • Consulte antes de empezar a tomar cualquier medicamento, hierbas o suplementos nuevos.

Instrucciones generales

  • Pídales a sus amistades y familiares que apoyen su decisión de mantenerse sobrio.
  • Evite situaciones en las que se sirva alcohol.
  • Cree un plan para lidiar con las situaciones tentadoras.
  • Asista a grupos de apoyo con regularidad.
  • Practique pasatiempos o actividades que le gusten.
  • No conduzca después de beber alcohol.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante.

¿Cómo se previene?

  • Si bebe alcohol:
    • Limite la cantidad que bebe:
      • De 0 a 1 medida por día para las mujeres que no estén embarazadas.
      • De 0 a 2 medidas por día para los hombres.
    • Esté atento a la cantidad de alcohol que hay en las bebidas que toma. En los Estados Unidos, una medida equivale a una botella de cerveza de 12 oz (355 ml), un vaso de vino de 5 oz (148 ml) o un vaso de una bebida alcohólica de alta graduación de 1½ oz (44 ml).
  • Si tiene una afección de salud mental, busque tratamiento. Lleve un estilo de vida saludable, que puede incorporar lo siguiente:
    • Meditación o respiración profunda.
    • Realizar actividad física.
    • Pasar tiempo en contacto con la naturaleza.
    • Escuchar música.
    • Charlar con algún familiar o amigo de confianza.
  • Si eres adolescente:
    • No bebas alcohol. Evita las reuniones en las que puedas tener la tentación de beber.
    • No tengas miedo de negarte si alguien te ofrece alcohol. Habla sin reservas acerca de por qué no quieres beber alcohol. Sé un ejemplo positivo para los demás al no consumir alcohol.
    • Construye relaciones con amigos que no beban.

Dónde buscar más información

  • Substance Abuse and Mental Health Services Administration (Administración de Servicios por Abuso de Sustancias y Salud Mental): samhsa.gov
  • Alcohólicos Anónimos: aa.org

Comuníquese con un médico si:

  • No puede tomar los medicamentos como se lo han indicado.
  • Sus síntomas empeoran o tiene síntomas de abstinencia cuando deja de beber.
  • Vuelve a comenzar a beber (recaída) y los síntomas empeoran.

Solicite ayuda de inmediato si:

  • Tiene pensamientos acerca de lastimarse a usted mismo o a otras personas.

Si alguna vez siente que puede lastimarse o lastimar a otras personas, o tiene pensamientos de poner fin a su vida, busque ayuda de inmediato. Diríjase al departamento de emergencias más cercano o:
  • Comuníquese con el servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos).
  • Llame a una línea de asistencia al suicida y atención en crisis como National Suicide Prevention Lifeline (Línea Nacional de Prevención del Suicidio) al 1-800-273-8255. Está disponible las 24 horas del día en los EE. UU.
  • Envíe un mensaje de texto a la línea para casos de crisis al 741741 (en los EE. UU.).

Resumen

  • El trastorno por consumo de bebidas alcohólicas es una afección en la que el consumo de alcohol altera la vida cotidiana. Las personas con esta afección consumen bebidas alcohólicas en exceso y no pueden controlar su consumo.
  • El tratamiento puede incluir desintoxicación, asesoramiento psicológico, medicamentos y grupos de apoyo.
  • Pida ayuda a amigos y familiares. Evite situaciones en las que se sirva alcohol.
  • Busque ayuda de inmediato si tiene pensamientos acerca de lastimarse a usted mismo o a otras personas.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;