Contenidodeinteracciónconelpaciente

Ataque De Asma

Para descargar la versión traducida al ucraniano haga clic en el siguiente enlace

Jan.25.2021
View related content
 Asthma Attack

Ataque de asma

Asthma Attack

Un ataque de asma, también llamado broncoespasmo agudo, es la constricción y el estrechamiento repentinos de las vías respiratorias, lo que limita la cantidad de oxígeno que puede llegar a los pulmones. La causa del estrechamiento es la inflamación y la constricción de los músculos de las vías respiratorias (bronquios) que se encuentran en los pulmones.

También hay una producción de mucha mucosidad y esto produce un estrechamiento aún mayor de las vías respiratorias. Esto causa problemas para respirar, respiración sonora (sibilancia) y tos. El objetivo del tratamiento es abrir las vías respiratorias de los pulmones y reducir la inflamación.

¿Cuáles son las causas?

Las posibles causas o desencadenantes de esta afección incluyen los siguientes:
  • La caspa de los animales, los ácaros del polvo y las cucarachas.
  • El moho, el polen de los árboles o el pasto, y el aire frío.
  • Las sustancias contaminantes del aire, como el polvo, los limpiadores del hogar, los aerosoles, las sustancias químicas fuertes, los olores intensos y el humo de cualquier clase.
  • El estrés y las emociones fuertes, como llorar o reír intensamente.
  • El ejercicio o la actividad física que exige mucha energía.
  • Las sustancias que se encuentran en alimentos y bebidas, como en las frutas secas y el vino, llamadas sulfitos.
  • Ciertos medicamentos o afecciones médicas, tales como:
    • Aspirina o betabloqueantes.
    • Enfermedades infecciosas o inflamatorias, como la gripe (influenza), el resfrío, la neumonía o la inflamación de las membranas nasales (rinitis).
    • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). La ERGE es una afección en la que el ácido estomacal vuelve al esófago y se derrama en la tráquea, lo que puede irritar las vías respiratorias.

¿Cuáles son los signos o síntomas?

Los síntomas de esta afección incluyen:
  • Sibilancias. Esto suena como un silbido mientras respira. Esto puede ocurrir solamente por la noche.
  • Tos excesiva. Esto puede ocurrir solamente por la noche.
  • Opresión o dolor en el pecho.
  • Falta de aire.
  • Sensación de que no puede obtener el aire suficiente aunque haga un esfuerzo por respirar (falta de aire).

¿Cómo se diagnostica?

Esta afección se puede diagnosticar en función de lo siguiente:
  • Sus antecedentes médicos.
  • Sus síntomas.
  • Un examen físico.
  • Estudios para buscar otras causas de los síntomas u otras afecciones que puedan desencadenar el ataque de asma. Estas pruebas pueden incluir lo siguiente:
    • Una radiografía de tórax.
    • Análisis de sangre.
    • Estudios para evaluar la función pulmonar, como respirar dentro de un aparato que mide la cantidad de aire que puede inhalar y exhalar (espirometría).

¿Cómo se trata?

El tratamiento de esta afección depende de la intensidad y la causa del ataque de asma.
  • En el caso de los ataques leves, puede recibir medicamentos mediante un inhalador manual (inhalador con medidor de dosis, IMD) o mediante un aparato que transforma el medicamento líquido en un vapor (nebulizador). Algunos de estos medicamentos son los siguientes:
    • Medicamentos de rescate o de alivio rápido que relajan velozmente las vías respiratorias y los pulmones.
    • Medicamentos de acción prolongada que se usan a diario para prevenir (controlar) los síntomas del asma.
  • En el caso de los ataques moderados o graves, es posible que lo traten con medicamentos con corticoesteroides por boca o mediante una inyección por vía intravenosa en el hospital.
  • En el caso de los ataques graves, puede necesitar oxigenoterapia o una máquina para respirar (respirador).
  • Si la causa del ataque de asma es una infección por una bacteria, le darán antibióticos.

Siga estas instrucciones en su casa:

Medicamentos

  • Use los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico.
    • Mantenga los medicamentos actualizados.
    • Asegúrese de tener todos sus medicamentos disponibles en todo momento.
  • Si le recetaron un antibiótico, tómelo como se lo haya indicado el médico. No deje de tomar el antibiótico aunque comience a sentirse mejor.
  • Informe al médico si puede estar embarazada, para que este se cerciore de que el medicamento para el asma pueda usarse con seguridad durante el embarazo.

Evite los factores desencadenantes

  • Lleve un registro de las cosas que desencadenan los ataques de asma. Evite la exposición a estos desencadenantes.
  • No consuma ningún producto que contenga nicotina o tabaco, como cigarrillos, cigarrillos electrónicos y tabaco de mascar. Si necesita ayuda para dejar de fumar, consulte al médico.
  • Cuando esté alto el nivel de polen, contaminación del aire o humedad, mantenga las ventanas cerradas y use el aire acondicionado o vaya a lugares con aire acondicionado.

Plan de acción para controlar el asma

  • Trabaje con el médico para elaborar un plan escrito para el control y el tratamiento de los ataques de asma (plan de acción para el asma). El plan debe incluir lo siguiente:
    • Una lista de los factores desencadenantes del asma y el modo de evitarlos.
    • Una lista de los síntomas que puede tener durante un ataque de asma.
    • Información sobre qué medicamento tomar, cuándo tomarlo y qué cantidad.
    • Información para ayudar a comprender las mediciones de flujo máximo.
    • Medidas diarias que puede tomar para controlar los síntomas del asma.
    • Información de contacto para sus médicos.
  • Si tiene un ataque de asma, actúe con rapidez. Siga los pasos de emergencia de su plan escrito de acción para el asma. Esto puede hacer que no necesite ir al hospital.

Instrucciones generales

  • Evite el ejercicio o la actividad física excesiva hasta que el ataque de asma se termine. Pregúntele al médico qué actividades son seguras para usted y cuándo puede retomar sus actividades normales.
  • Manténgase al día con todas las vacunas, como las vacunas antigripal y contra la neumonía.
  • Bebe suficiente líquido como para mantener la orina de color amarillo pálido. La buena hidratación ayuda a mantener la mucosidad de los pulmones liviana y de esta manera se puede expulsar con facilidad al toser.
  • No consuma alcohol hasta que se haya recuperado.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante. El asma requiere atención médica exhaustiva.

Comuníquese con un médico si:

  • Ha seguido su plan de acción durante 1 hora y su lectura del flujo máximo se mantiene entre el 50 % y el 79 %. Esto se encuentra en la zona amarilla que significa “precaución”.
  • Necesita usar su medicamento de alivio rápido con mayor frecuencia que lo habitual.
  • Los medicamentos le causan efectos secundarios, como erupción cutánea, picazón, hinchazón o dificultad para respirar.
  • Los síntomas no mejoran después de 48 horas.
  • Al toser, elimina una mucosidad que es más espesa que lo habitual.
  • Tiene fiebre.

Solicite ayuda de inmediato si:

  • Su flujo máximo es menor que el 50 % del mejor valor personal. Esto se encuentra en la zona roja, lo que significa “peligro”.
  • Tiene dificultad para respirar.
  • Siente dolor o molestias en el pecho.
  • Los medicamentos ya no tienen el efecto deseado.
  • Al toser, elimina mucosidad con sangre.
  • Tiene fiebre, y los síntomas empeoran repentinamente.
  • Tiene dificultad para tragar.
  • Se siente muy cansado y respirar le provoca cansancio.

Estos síntomas pueden representar un problema grave que constituye una emergencia. No espere a ver si los síntomas desaparecen. Solicite atención médica de inmediato. Comuníquese con el servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos). No conduzca por sus propios medios hasta el hospital.

Resumen

  • La causa de los ataques de asma es el estrechamiento o la falta de espacio en las vías respiratorias, lo que causa falta de aire, tos y respiración sonora (sibilancia).
  • Los factores desencadenantes de un ataque de asma pueden ser varios, tales como alérgenos, cambios climáticos, actividad física, olores intensos y humo de cualquier clase.
  • Si tiene un ataque de asma, actúe con rapidez. Siga los pasos de emergencia de su plan escrito de acción para el asma.
  • Busque ayuda de inmediato si tiene una intensa dificultad para respirar, dolor en el pecho o fiebre, o si los medicamentos que tiene en su hogar ya no son eficaces para aliviar los síntomas.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;