Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Jun.30.2021
 Helping Your Child Manage Panic Attacks

Cómo ayudar a un niño a sobrellevar las crisis de angustia

Helping Your Child Manage Panic Attacks

Una crisis de angustia puede ser alarmante para usted y su hijo. Si su hijo tiene crisis de angustia, es importante que recurra a la ayuda del pediatra del niño para averiguar cuál es la causa y qué se puede hacer para prevenirlas. Los niños también pueden tener crisis de angustia mientras duermen.
Generalmente, las crisis de angustia se desencadenan debido a un temor intenso, que en los niños puede tener diversas causas, como el temor a la escuela, a estar enfermo, a las pesadillas o a ciertas situaciones sociales. En la mayoría de los casos, las crisis de angustia duran entre 5 y 10 minutos.

Cómo reconocer cuando un niño tiene una crisis de angustia

Las crisis de angustia pueden manifestarse de distintas maneras en cada niño, pero algunos síntomas son comunes a todos. Durante momentos de una crisis de angustia, el niño puede manifestar lo siguiente:
  • Sentir que su corazón late rápido.
  • Sentirse mareado o desmayarse.
  • Sentirse nauseoso o vomitar. También es posible que tenga diarrea.
  • Temblar o estremecerse.
  • Tener adormecimiento u hormigueo en los dedos y las manos.
  • Sentir que no puede respirar o respira de forma agitada.
Otros signos de una crisis de angustia pueden ser los siguientes:
  • Dolor en el pecho.
  • Transpiración y escalofríos.
  • Sensación de ahogo.
  • Sensación de mucho calor (acaloramiento).
  • Temor a perder el control.
  • Temor a la muerte.
  • Miedo a volverse loco.
  • Miedo a tener otra crisis de angustia.

¿Qué puedo hacer para ayudar al niño a sobrellevar las crisis de angustia?

Es importante que recurra a la ayuda del pediatra del niño para determinar cuál es la causa de las crisis de angustia.
  • Piense en la posibilidad de que el niño reciba terapia o apoyo psicológico para poder lidiar con sus temores.
  • Consulte al pediatra sobre medicamentos para detener o prevenir las crisis de angustia.
En general, si el niño tiene una crisis de angustia, puede consolarlo y ayudarlo de los siguientes modos:
  • Enseñándole acerca de las crisis de angustia y ayudándolo a comprender que una crisis de angustia es una “falsa alarma”.
  • Reconociendo las cosas que lo distraen de sus temores y ayudándolo a concentrarse en esas cosas cuando tiene una crisis de angustia. Pueden incluir:
    • El uso de aparatos electrónicos.
    • Escuchar música.
    • Jugar un juego.
    • Hablar sobre algo que el niño disfruta.
    • Comenzar a hacer una nueva actividad, como hacer ejercicio, comer o bañarse.
  • Asegurarle que comprende sus sentimientos y ofrecerle ayuda para superarlos. No diga ni haga nada que podría hacer que el niño se sintiera mal acerca de su reacción. Recuérdele al niño que la crisis de angustia terminará y que pronto volverá a sentirse mejor.

Dónde encontrar apoyo

  • El pediatra o médico del niño puede recomendarle recursos y especialistas en salud mental infantil, quienes podrán brindarles ayuda a usted y al niño.
  • Los maestros y consejeros escolares del niño también pueden darle ideas para ayudar al niño a sobrellevar las crisis de angustia.

Dónde buscar más información

  • Organizaciones locales que ofrezcan recursos sobre las crisis de angustia.
  • Fuentes confiables en Internet.
  • Organizaciones de salud mental, tales como:
    • Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (National Alliance on Mental Illness, NAMI): www.nami.org
    • Instituto Nacional de Salud Mental (National Institute of Mental Health, NIMH): www.nimh.nih.gov

Comuníquese con un médico si:

  • Debido a las crisis de angustia, el niño deja de ir a la escuela o evita interactuar con sus amigos y familiares.

Solicite ayuda inmediatamente si:

  • El niño deja de respirar o se desmaya (pierde la conciencia) durante una crisis de angustia.
Este síntoma pueden representar un problema grave que constituye una emergencia. No espere a ver si los síntomas desaparecen. Solicite atención médica de inmediato. Comuníquese con el servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos).

Resumen

  • Generalmente, las crisis de angustia se desencadenan debido a un temor intenso, y suelen durar entre 5 y 10 minutos.
  • Recurra a la ayuda del pediatra del niño para determinar cuál es la causa de las crisis de angustia y aprender cómo tratarlas.
  • Enseñe al niño que una crisis de angustia es una “falsa alarma”, ayúdelo a encontrar una actividad que desvíe su atención del temor y dígale que la crisis terminará pronto.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;