Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Oct.03.2019
 Hypertension, Adult

Hipertensión en los adultos

Hypertension, Adult

La presión arterial alta (hipertensión) se produce cuando la fuerza de la sangre bombea a través de las arterias con mucha fuerza. Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón al resto del cuerpo. La hipertensión hace que el corazón haga más esfuerzo para bombear sangre y puede provocar que las arterias se estrechen o endurezcan. La hipertensión no tratada o no controlada puede causar infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, enfermedad renal y otros problemas.
Una lectura de la presión arterial consta de un número más alto sobre un número más bajo. En condiciones ideales, la presión arterial debe estar por debajo de 120/80. El primer número (“superior”) es la presión sistólica. Es la medida de la presión de las arterias cuando el corazón late. El segundo número (“inferior”) es la presión diastólica. Es la medida de la presión en las arterias cuando el corazón se relaja.

¿Cuáles son las causas?

Se desconoce la causa exacta de esta afección. Hay algunas afecciones que causan presión arterial alta o están relacionadas con ella.

¿Qué incrementa el riesgo?

Algunos factores de riesgo de hipertensión están bajo su control. Los siguientes factores pueden hacer que sea más propenso a desarrollar esta afección:
  • Fumar.
  • Tener diabetes mellitus tipo 2, colesterol alto, o ambos.
  • No hacer la cantidad suficiente de actividad física o ejercicio.
  • Tener sobrepeso.
  • Consumir mucha grasa, azúcar, calorías o sal (sodio) en su dieta.
  • Beber alcohol en exceso.
Algunos factores de riesgo para la presión arterial alta pueden ser difíciles o imposibles de cambiar. Algunos de estos factores son los siguientes:
  • Tener enfermedad renal crónica.
  • Tener antecedentes familiares de presión arterial alta.
  • Edad. Los riesgos aumentan con la edad.
  • Raza. El riesgo es mayor para las personas afroamericanas.
  • Sexo. Antes de los 45 años, los hombres corren más riesgo que las mujeres. Después de los 65 años, las mujeres corren más riesgo que los hombres.
  • Tener apnea obstructiva del sueño.
  • Estrés.

¿Cuáles son los signos o los síntomas?

Es posible que la presión arterial alta puede no cause síntomas. La presión arterial muy alta (crisis hipertensiva) puede provocar:
  • Dolor de cabeza.
  • Ansiedad.
  • Falta de aire.
  • Hemorragia nasal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Cambios en la visión.
  • Dolor de pecho intenso.
  • Convulsiones.

¿Cómo se diagnostica?

Esta afección se diagnostica al medir su presión arterial mientras se encuentra sentado, con el brazo apoyado sobre una superficie plana, las piernas sin cruzar y los pies bien apoyados en el piso. El brazalete del tensiómetro debe colocarse directamente sobre la piel de la parte superior del brazo y al nivel de su corazón. Debe medirla al menos dos veces en el mismo brazo. Determinadas condiciones pueden causar una diferencia de presión arterial entre el brazo izquierdo y el derecho.
Ciertos factores pueden provocar que las lecturas de la presión arterial sean inferiores o superiores a lo normal por un período corto de tiempo:
  • Si su presión arterial es más alta cuando se encuentra en el consultorio del médico que cuando la mide en su hogar, se denomina “hipertensión de bata blanca”. La mayoría de las personas que tienen esta afección no deben ser medicadas.
  • Si su presión arterial es más alta en el hogar que cuando se encuentra en el consultorio del médico, se denomina “hipertensión enmascarada”. La mayoría de las personas que tienen esta afección deben ser medicadas para controlar la presión arterial.
Si tiene una lecturas de presión arterial alta durante una visita o si tiene presión arterial normal con otros factores de riesgo, se le podrá pedir que haga lo siguiente:
  • Que regrese otro día para volver a controlar su presión arterial nuevamente.
  • Que se controle la presión arterial en su casa durante 1 semana o más.
Si se le diagnostica hipertensión, es posible que se le realicen otros análisis de sangre o estudios de diagnóstico por imágenes para ayudar a su médico a comprender su riesgo general de tener otras afecciones.

¿Cómo se trata?

Esta afección se trata haciendo cambios saludables en el estilo de vida, tales como ingerir alimentos saludables, realizar más ejercicio y reducir el consumo de alcohol. El médico puede recetarle medicamentos si los cambios en el estilo de vida no son suficientes para lograr controlar la presión arterial y si:
  • Su presión arterial sistólica está por encima de 130.
  • Su presión arterial diastólica está por encima de 80.
La presión arterial deseada puede variar en función de las enfermedades, la edad y otros factores personales.

Siga estas instrucciones en su casa:

Comida y bebida

  • Siga una dieta con alto contenido de fibras y potasio, y con bajo contenido de sodio, azúcar agregada y grasas. Un ejemplo de plan alimenticio es la dieta DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension, Métodos alimenticios para detener la hipertensión). Para alimentarse de esta manera:
    • Coma mucha fruta y verdura fresca. Trate de que la mitad del plato de cada comida sea de frutas y verduras.
    • Coma cereales integrales, como pasta integral, arroz integral o pan integral. Llene aproximadamente un cuarto del plato con cereales integrales.
    • Coma y beba productos lácteos con bajo contenido de grasa, como leche descremada o yogur bajo en grasas.
    • Evite la ingesta de cortes de carne grasa, carne procesada o curada, y carne de ave con piel. Llene aproximadamente un cuarto del plato con proteínas magras, como pescado, pollo sin piel, frijoles, huevos o tofu.
    • Evite ingerir alimentos prehechos y procesados. En general, estos tienen mayor cantidad de sodio, azúcar agregada y grasa.
  • Reduzca su ingesta diaria de sodio. La mayoría de las personas que tienen hipertensión deben comer menos de 1500 mg de sodio por día.
  • No beba alcohol si:
    • Su médico le indica no hacerlo.
    • Está embarazada, puede estar embarazada o está tratando de quedar embarazada.
  • Si bebe alcohol:
    • Limite la cantidad que bebe a lo siguiente:
      • De 0 a 1 medida por día para las mujeres.
      • De 0 a 2 medidas por día para los hombres.
    • Esté atento a la cantidad de alcohol que hay en las bebidas que toma. En los Estados Unidos, una medida equivale a una botella de cerveza de 12 oz (355 ml), un vaso de vino de 5 oz (148 ml) o un vaso de una bebida alcohólica de alta graduación de 1½ oz (44 ml).

Estilo de vida

  • Trabaje con su médico para mantener un peso saludable o perder peso. Pregúntele cuál es el peso recomendado para usted.
  • Haga al menos 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana. Estas actividades pueden incluir caminar, nadar o andar en bicicleta.
  • Incluya ejercicios para fortalecer sus músculos (ejercicios de resistencia), como Pilates o levantamiento de pesas, como parte de su rutina semanal de ejercicios. Intente realizar 30 minutos de este tipo de ejercicios al menos tres días a la semana.
  • No consuma ningún producto que contenga nicotina o tabaco, como cigarrillos, cigarrillos electrónicos y tabaco de mascar. Si necesita ayuda para dejar de fumar, consulte al médico.
  • Contrólese la presión arterial en su casa según las indicaciones del médico.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante.

Medicamentos

  • Tome los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico. Siga cuidadosamente las indicaciones. Los medicamentos para la presión arterial deben tomarse según las indicaciones.
  • No omita las dosis de medicamentos para la presión arterial. Si lo hace, estará en riesgo de tener problemas y puede hacer que los medicamentos sean menos eficaces.
  • Pregúntele a su médico a qué efectos secundarios o reacciones a los medicamentos debe prestar atención.

Comuníquese con un médico si:

  • Piensa que tiene una reacción a un medicamento que está tomando.
  • Tiene dolores de cabeza frecuentes (recurrentes).
  • Se siente mareado.
  • Tiene hinchazón en los tobillos.
  • Tiene problemas de visión.

Solicite ayuda inmediatamente si:

  • Siente un dolor de cabeza intenso o confusión.
  • Siente debilidad inusual o adormecimiento.
  • Siente que va a desmayarse.
  • Siente un dolor intenso en el pecho o el abdomen.
  • Vomita repetidas veces.
  • Tiene dificultad para respirar.

Resumen

  • La hipertensión se produce cuando la sangre bombea en las arterias con mucha fuerza. Si esta afección no se controla, podría correr riesgo de tener complicaciones graves.
  • La presión arterial deseada puede variar en función de las enfermedades, la edad y otros factores personales. Para la mayoría de las personas, una presión arterial normal es menor que 120/80.
  • La hipertensión se trata con cambios en el estilo de vida, medicamentos o una combinación de ambos. Los cambios en el estilo de vida incluyen pérdida de peso, ingerir alimentos sanos, seguir una dieta baja en sodio, hacer más ejercicio y limitar el consumo de alcohol.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;