Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Apr.07.2021
 Hypertension During Pregnancy

Hipertensión durante el embarazo

Hypertension During Pregnancy

La presión arterial alta (hipertensión) se produce cuando la fuerza de la sangre bombea a través de las arterias con mucha fuerza. Las arterias son vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón al resto del cuerpo. La hipertensión durante el embarazo puede ser leve o grave. La hipertensión grave durante el embarazo (preeclampsia) es una emergencia médica que requiere evaluación y tratamiento con prontitud.
Durante el embarazo se pueden presentar diferentes tipos de hipertensión. Estos incluyen los siguientes:
  • Hipertensión crónica. Esto sucede cuando se ha tenido presión arterial alta antes de quedar embarazada y continúa durante el embarazo. La hipertensión que aparece antes de las 20 semanas de embarazo y continúa durante el embarazo también se denomina hipertensión crónica. Si tiene hipertensión crónica, no desaparecerá después de haber tenido el bebé. Deberá concurrir a visitas de seguimiento con el médico después de haber tenido el bebé. El médico podrá indicarle que siga recibiendo medicamentos para la presión arterial.
  • Hipertensión gestacional. Esta hipertensión se desarrolla después de la semana 20 de embarazo. La hipertensión gestacional por lo general desaparece después de tener el bebé, pero el médico deberá controlar la presión arterial para asegurarse de que esté mejorando.
  • Preeclampsia. Se produce cuando se desarrolla hipertensión grave durante el embarazo. Esto puede causar complicaciones graves para usted y el bebé, y también puede causarle complicaciones después del parto.
  • Preeclampsia posparto. Usted puede desarrollar hipertensión grave después de dar a luz. Esto normalmente ocurre dentro de las 48 horas después del nacimiento del bebé, pero puede aparecer hasta 6 semanas después de dar a luz. Esto es poco frecuente.

¿De qué modo me afecta?

Las mujeres que sufren de hipertensión durante el embarazo tienen una mayor probabilidad de desarrollar hipertensión en etapas posteriores de la vida o en embarazos futuros. En algunos casos, la hipertensión durante el embarazo puede causar complicaciones graves, como:
  • Accidente cerebrovascular.
  • Infarto de miocardio.
  • Lesiones en otros órganos, como riñones, pulmones o hígado.
  • Preeclampsia.
  • Convulsiones.
  • Desprendimiento de la placenta.

¿Cómo afecta esto al bebé?

La hipertensión durante el embarazo puede afectar al bebé. El bebé puede:
  • Nacer en forma temprana (prematuramente).
  • No pesar tanto como debería al nacer (bajo peso al nacer).
  • No tolerar bien el trabajo de parto, lo que deriva en un parto por cesárea no planeado.

¿Cuáles son los riesgos?

Existen ciertos factores que aumentan las probabilidades de que desarrolle hipertensión durante el embarazo. Estos incluyen los siguientes:
  • Haber sufrido hipertensión arterial durante un embarazo anterior.
  • Tener sobrepeso.
  • Tener 35 años o más.
  • Estar embarazada por primera vez.
  • Estar embarazada de más de un bebé.
  • Embarazarse a través de métodos de fertilización como FIV (fertilización in vitro).
  • Tener otros problemas médicos, como diabetes, enfermedad renal o lupus.
  • Tener antecedentes familiares de hipertensión.

¿Qué puedo hacer para disminuir el riesgo?

Se desconoce la causa exacta de la hipertensión durante el embarazo. Es posible que pueda reducir su riesgo al hacer lo siguiente:
  • Mantener un peso saludable.
  • Consumir una dieta saludable y equilibrada.
  • Seguir las indicaciones del médico acerca de tratar cualquier afección a largo plazo que haya tenido antes de quedar embarazada.
Es muy importante que concurra a todas las visitas de cuidado prenatal. El médico le controlará la presión arterial y se asegurará de que el embarazo esté progresando según lo previsto. Si se detecta un problema, el tratamiento temprano puede evitar complicaciones.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para la hipertensión durante el embarazo difiere según el tipo de hipertensión que tiene y de su gravedad.
  • Si estuvo recibiendo medicamentos para la presión arterial alta antes de quedar embarazada, hable con el médico. Es posible que deba cambiar los medicamentos durante el embarazo porque algunos medicamentos, como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), pueden no ser considerados seguros para el bebé.
  • Si tiene hipertensión gestacional, el médico puede indicarle medicamentos para tratar esto durante el embarazo.
  • Si está en riesgo de padecer preeclampsia, su médico puede recomendarle que tome una dosis baja de aspirina durante el embarazo.
  • Si tiene hipertensión grave, es posible que deba hospitalizarse para que usted y el bebé puedan ser controlados atentamente. Es posible que deba recibir un medicamento para disminuir la presión arterial. Este medicamento se puede administrar por boca o a través de una vía intravenosa.
  • En ciertos casos, si su afección empeora, es posible que necesite dar a luz de forma más temprana.

Siga estas instrucciones en su casa:

Comida y bebida

  • Beba suficiente líquido como para mantener la orina de color amarillo pálido.
  • Evite la cafeína.

Estilo de vida

  • No consuma ningún producto que contenga nicotina o tabaco, como cigarrillos, cigarrillos electrónicos y tabaco de mascar. Si necesita ayuda para dejar de fumar, consulte al médico.
  • No consuma drogas ni alcohol.
  • Evite las situaciones estresantes tanto como sea posible.
  • Haga reposo y duerma bien.
  • El ejercicio regular puede ayudar a reducir la presión arterial. Consulte al médico qué tipos de ejercicios son seguros para usted.

Indicaciones generales

  • Use los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico.
  • Concurra a todas las visitas de control prenatales y de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante.

Comuníquese con un médico si:

  • Tiene síntomas que su médico le ha informado que pueden requerir más tratamiento o control, por ejemplo:
    • Dolores de cabeza.
    • Náuseas o vómitos.
    • Dolor abdominal.
    • Mareos.
    • Desvanecimiento.

Solicite ayuda inmediatamente si:

  • Tiene lo siguiente:
    • Dolor abdominal intenso que no mejora con el tratamiento.
    • Dolor de cabeza intenso que no mejora.
    • Vómitos que no mejoran.
    • Aumento de peso repentino y rápido.
    • Hinchazón repentina en las manos, los tobillos o el rostro.
    • Sangrado vaginal.
    • Presenta sangre en la orina.
    • Visión borrosa o doble.
    • Siente que le falta el aire o dolor en el pecho.
    • Debilidad en un lado del cuerpo.
    • Dificultad para hablar.
  • El bebé no se mueve tanto como sería usual.

Resumen

  • La presión arterial alta (hipertensión) se produce cuando la fuerza de la sangre bombea a través de las arterias con mucha fuerza.
  • La hipertensión durante el embarazo puede causar problemas para usted y el bebé.
  • El tratamiento para la hipertensión durante el embarazo difiere según el tipo de hipertensión que tiene y de su gravedad.
  • Concurra a todas las visitas de control prenatales y de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;