Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Jun.14.2019
 Hypertension, Pediatric

Hipertensión en los niños

Hypertension, Pediatric

La presión arterial alta (hipertensión) se produce cuando la sangre bombea las arterias del niño con mucha fuerza. Las arterias son los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón al resto del cuerpo.
Una lectura de la presión arterial consta de un número más alto sobre un número más bajo.
  • El primer número es la presión más alta a la que se llega en las arterias cuando el corazón del niño late (presión arterial sistólica).
  • El segundo número es la medida de la presión más baja en las arterias cuando el corazón del niño se relaja entre latidos (presión arterial diastólica).
La presión arterial normal depende del sexo, la edad y la estatura del niño. Su niño puede tener presión arterial elevada si su presión arterial es más alta (mayor que el percentil 90) que la de otros niños del mismo sexo, edad y estatura. Para los niños de 13 años o más, la presión arterial normal debería ser menor a 120/80.
Pregúntele al pediatra cuál sería una presión arterial saludable para su niño.
Una vez que el niño cumple 3 años de edad, es importante hacerle un control de la presión arterial cada año. Los niños con presión arterial alta tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular en la edad adulta.

¿Cuáles son las causas?

La presión arterial alta en los niños puede desarrollarse por sí sola sin otra causa médica (hipertensión esencial). La hipertensión esencial es más común en niños que tienen más de 12 años. A las causas de hipertensión arterial también se las llama factores de riesgo. La obesidad es el factor de riesgo más común. Otros factores de riesgo comunes son los siguientes:
  • Antecedentes familiares de hipertensión.
  • Ser de raza afroamericana.
  • Haber nacido mucho tiempo antes de la fecha (prematuro) o haber tenido un bajo peso al nacer.
La hipertensión también puede desarrollarse a partir de otra afección médica (hipertensión secundaria). La hipertensión secundaria es menos común que la hipertensión esencial en general, pero es más común en niños de menos de 12 años. Las enfermedades de los riñones son una causa común de hipertensión secundaria en los niños. Otras causas son las siguientes:
  • Tumores que secretan sustancias que aumentan la presión arterial.
  • Nacer con un estrechamiento de un vaso sanguíneo importante que transporta la sangre desde el corazón (coartación de la aorta).
  • Una enfermedad del sistema glandular (enfermedad endocrina).

¿Cuáles son los síntomas?

La mayoría de los niños con hipertensión no tienen ningún signo o síntoma más que la presión arterial muy alta. Si el niño tiene signos o síntomas, pueden incluir los siguientes:
  • Dolor de cabeza.
  • Falta de energía (fatiga).
  • Irritabilidad.
  • Visión borrosa.
  • Hemorragias nasales frecuentes.
  • Falta de aire.
  • Convulsiones.

¿Cómo se diagnostica?

El pediatra puede diagnosticar la hipertensión utilizando un estetoscopio y midiendo la presión arterial del niño con un manguito que coloca alrededor del brazo del niño. Para confirmar el diagnóstico, el pediatra tomará la presión arterial del niño en tres citas distintas, para ver si los números son altos en todas.
Si al niño se le diagnostica hipertensión, le harán más estudios para averiguar si esta tiene una causa médica. Estos estudios pueden incluir:
  • Análisis de sangre.
  • Análisis de orina.
  • Estudios de diagnóstico por imágenes del corazón y los riñones.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de esta afección depende del tipo de hipertensión que tenga el niño.
  • La hipertensión arterial puede tratarse con:
    • Cambios en el estilo de vida. Este es el primer tratamiento. En la mayoría de los casos, esto es todo lo que se necesita para controlar la hipertensión del niño. Estos estudios pueden incluir:
      • Bajar de peso.
      • Hacer la cantidad suficiente de actividad física y ejercicio.
      • Comenzar una dieta baja en sal y azúcar agregada, con gran cantidad de frutas, verduras, lácteos descremados, cereales integrales y proteínas vegetales.
      • Limitar el tiempo frente a la pantalla a 2 horas por día como máximo.
    • Medicamentos. Estos se usan si el niño todavía tiene hipertensión después de cambiar el estilo de vida. Se pueden tomar medicamentos para bajar la presión arterial. Muy pocos niños con hipertensión arterial necesitan medicamentos.
  • La hipertensión secundaria puede manejarse tratando la afección que causa la presión arterial alta.

Siga estas indicaciones en su casa:

Estilo de vida


  • Asegúrese de que la dieta del niño sea baja en sal y azúcares agregadas. Sirva gran cantidad de frutas y vegetales al niño. Trabaje con el pediatra y un nutricionista a fin de elaborar un plan de alimentación saludable para el niño. Puede ser que le recomienden el plan de alimentación DASH (Enfoques alimentarios para detener la hipertensión) si el niño es mayor o es adolescente.
  • Trabaje con el pediatra para crear un programa para bajar de peso si el niño tiene sobrepeso.
  • Asegúrese de que el niño haga la actividad física suficiente. El niño debería correr y jugar activamente (actividad aeróbica) durante al menos 60 minutos cada día. Consulte al pediatra cuáles actividades físicas son recomendables para el niño.
  • Limite el tiempo que el niño pasa frente a las pantallas a menos de 2 horas por día.

Indicaciones generales

  • Administre al niño los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado su pediatra.
  • Una vez que el niño cumple 3 años, asegúrese de hacerle controlar la presión arterial al menos una vez al año. Si el niño tiene factores de riesgo para sufrir hipertensión, el pediatra puede controlarle la presión arterial en todas las visitas.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el pediatra del niño. Esto es importante.

Comuníquese con un médico si:

  • Necesita ayuda con los cambios de estilo de vida que debe hacer el niño.
  • El niño tiene algún signo o síntoma de hipertensión.

Solicite ayuda inmediatamente si el niño:

  • Presenta dolor de cabeza intenso.
  • Desarrolla cambios en la visión, como visión borrosa.
  • Siente dolor en el pecho.
  • Le falta el aire.
  • Tiene una hemorragia nasal que no se detiene.
  • Tiene convulsiones.

Resumen

  • La presión arterial alta (hipertensión) se produce cuando la sangre bombea las arterias del niño con mucha fuerza.
  • La hipertensión en niños se diagnostica al comparar la presión sistólica y diastólica del niño con la presión arterial de otros niños del mismo sexo, edad y estatura.
  • La mayoría de los niños con hipertensión no presentan signos ni síntomas. Los niños con presión arterial alta tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular en la edad adulta.
  • Para la mayoría de los niños, el mejor tratamiento para la hipertensión son los cambios en el estilo de vida, que incluyen bajar de peso, hacer actividad física y hacer cambios en la dieta.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;