Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Dec.30.2020
 Obsessive-Compulsive Disorder

Trastorno obsesivo-compulsivo

Obsessive-Compulsive Disorder

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno que tiene su origen en el cerebro. Este tipo de trastorno ocurre cuando partes del cerebro no pueden comunicarse correctamente entre ellas. Las personas con TOC sufren obsesiones o compulsiones, o ambas. Las obsesiones son pensamientos, ideas o impulsos no deseados y angustiosos que afectan la mente de manera constante. Posiblemente trate de ignorarlos. O quizás trate de bloquearlos o anularlos con una compulsión.
Las compulsiones son acciones físicas o mentales repetitivas que siente la necesidad de llevar a cabo. Estas pueden reducir o evitar la ansiedad, pero en la mayoría de los casos, no ayudan. Las compulsiones pueden tomar mucho tiempo en llevarse a cabo; a menudo más de una hora por día. Pueden interferir en las relaciones personales y en las actividades habituales de la casa, la escuela o el trabajo.
El TOC puede comenzar en la infancia, pero, generalmente, comienza en los primeros años de la edad adulta y continúa durante toda la vida. Muchas personas con TOC también padecen depresión u otro trastorno mental.

¿Cuáles son las causas?

Se desconoce la causa de esta afección.

¿Qué incrementa el riesgo?

Es más probable que esta afección se manifieste en:
  • Personas que tuvieron algún trauma.
  • Personas con antecedentes familiares de TOC.
  • Mujeres durante el embarazo y después de este.
  • Algunos niños de entre 3 y 12 años que han tenido una infección estreptocócica reciente.
  • Personas que tienen otras afecciones de salud mental.
  • Las personas que abusan de sustancias, como el alcohol, los medicamentos recetados o las drogas.

¿Cuáles son los signos o síntomas?

Los síntomas del TOC incluyen obsesiones y compulsiones. La mayoría de las personas con TOC tienen ambas, pero algunas tienen unas u otras. Las personas con obsesiones generalmente tienen el temor de que algo terrible ocurrirá o de que harán algo terrible. Las obsesiones comunes son, entre otras:
  • Miedo de contaminarse con gérmenes, desechos o sustancias tóxicas.
  • Miedo de tomar una decisión equivocada.
  • Pensamientos o impulsos violentos o sexuales hacia otras personas.
  • Necesidad de simetría o precisión.
Las compulsiones comunes son, entre otras:
  • Lavarse las manos o bañarse excesivamente por miedo a la contaminación.
  • Controlar las cosas una y otra vez para asegurarse de que realizó una tarea, como asegurarse de que cerró una puerta o desenchufó la tostadora.
  • Repetir una acción o una frase una y otra vez, en algunos casos, una cantidad específica de veces, hasta que la persona siente que es suficiente.
  • Organizar objetos una y otra vez para que queden en un orden determinado.
  • Tener muchas dificultades para tomar una decisión y respetarla.
En ocasiones, todas las personas repiten una conducta o verifican algo más de una vez. Sin embargo, las personas con TOC sienten que no tienen ningún control sobre sus pensamientos repetitivos o comportamientos compulsivos.

¿Cómo se diagnostica?

El TOC se diagnostica a través de una evaluación que realiza el médico. El médico puede:
  • Hacerle preguntas sobre todas las obsesiones o compulsiones que tenga y sobre cómo afectan su vida.
  • Hacerle preguntas sobre sus antecedentes médicos, toma de medicamentos recetados y consumo de drogas. Ciertas afecciones y sustancias pueden provocar síntomas similares a los del TOC.
  • Derivarlo a un especialista en salud mental que le hará preguntas y le hará pruebas para confirmar este diagnóstico. El médico le ayudará a elaborar un plan de tratamiento.

¿Cómo se trata?

El TOC puede tratarse de las siguientes maneras:
  • Terapia cognitiva. Es una forma de psicoterapia. El objetivo es identificar y modificar los pensamientos irracionales asociados con las obsesiones.
  • Terapia conductual. A menudo se usa un tipo de terapia conductual denominado exposición y prevención de respuesta. Con esta terapia, usted se expondrá a la situación angustiante que desencadena su compulsión y no podrá responder a esta. Al repetir este proceso durante un tiempo, dejará de sentir angustia o la necesidad de llevar a cabo la compulsión.
  • Autorrelajación. La meditación, la respiración profunda o el yoga pueden ayudar a controlar los síntomas de la ansiedad y a controlar el pensamiento.
  • Medicamentos. Ciertos tipos de antidepresivos pueden ayudar a reducir o controlar los síntomas del TOC. Los medicamentos son más efectivos cuando se usan conjuntamente con la terapia cognitiva o conductual.
El tratamiento suele incluir una combinación de terapia y medicamentos. Para los casos más graves del TOC que no responden con la psicoterapia y los medicamentos, quizás se considere la posibilidad de realizar una cirugía cerebral o estimulación eléctrica de áreas específicas del cerebro. Algunos ejemplos de estimulación eléctrica son:
  • DBS (estimulación cerebral profunda).
  • TMS (estimulación magnética transcraneal).
  • tDCS (estimulación transcraneal con corriente directa).

Siga estas instrucciones en su casa:

  • Tome los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico. No empiece a tomar ningún medicamento nuevo, excepto que el médico lo autorice.
  • Considere la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo para personas con TOC. Visite www.nami.org para obtener información sobre grupos de apoyo.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante.

Dónde buscar más información

  • International OCD Foundation (Fundación Internacional del TOC): www.iocdf.org
  • National Alliance on Mental Illness [NAMI] (Alianza Nacional Sobre Enfermedades Mentales): www.nami.org
  • Substance Abuse and Mental Health Services Administration [SAMHSA] (Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental): www.samhsa.gov

Comuníquese con un médico si:

  • No puede tomar los medicamentos como se lo han indicado.
  • Sus síntomas empeoran.

Solicite ayuda de inmediato si:

  • Tiene pensamientos acerca de suicidarse o de lastimarse o lastimar a otras personas.
Si alguna vez siente que puede lastimarse o lastimar a otras personas, o tiene pensamientos de poner fin a su vida, busque ayuda de inmediato. Diríjase al servicio de urgencias más cercano o:
  • Comuníquese con el servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos).
  • Llame a una línea de asistencia al suicida y atención en crisis como National Suicide Prevention Lifeline (Línea Nacional de Prevención del Suicidio) al 1-800-273-8255. Está disponible las 24 horas del día en los EE. UU.
  • Envíe un mensaje de texto a la línea para casos de crisis al 741741 (en los EE. UU.).

Resumen

  • El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno que tiene su origen en el cerebro. Las personas con TOC sufren obsesiones o compulsiones, o ambas, y no pueden controlarlas.
  • El TOC puede interferir en las relaciones personales y en las actividades habituales de la casa, la escuela o el trabajo.
  • El tratamiento suele incluir una combinación de terapia y medicamentos.
  • Considere la posibilidad de unirse a un grupo de apoyo para personas con TOC.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;