Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Aug.02.2021
 Pregnancy and COVID-19

Embarazo y COVID-19

Pregnancy and COVID-19

La enfermedad por coronavirus, que también se conoce como COVID-19, es una infección de los pulmones y las vías respiratorias. En este momento, no se sabe con certeza si el embarazo hace más probable que una persona contraiga COVID-19, o qué efectos puede tener la infección en un bebé en gestación. No obstante, el embarazo provoca cambios en el corazón, los pulmones y el sistema del cuerpo que combate las enfermedades (sistema inmunitario). Algunos de estos cambios hacen que sea más probable que se enferme y tenga una enfermedad más grave, incluidas enfermedades graves por COVID-19. Es importante que tome precauciones para protegerse y proteger a su bebé en gestación.
Protéjase a usted y a su bebé:
  • Conozca sus factores de riesgo. Algunas afecciones pueden ponerla en mayor riesgo de enfermarse gravemente de COVID-19. Tome precauciones si tiene diabetes u obesidad.
  • Trabaje con su equipo de atención médica para protegerse de todas las infecciones, incluido el COVID-19.

¿Cómo me afecta el COVID-19?

Si se contagia con COVID-19, existe el riesgo de que pueda:
  • Contraer una enfermedad respiratoria que puede ocasionar neumonía o una enfermedad grave. Aunque el riesgo general de enfermedad grave es bajo, las personas que están embarazadas o que han estado recientemente embarazadas tienen un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19 en comparación con las personas que no están embarazadas.
  • Dar a luz al bebé antes de las 37 semanas de embarazo (nacimiento prematuro). Hay un mayor riesgo de parto prematuro entre las mujeres embarazadas con COVID-19, y también podrían tener un mayor riesgo de otras complicaciones que pueden afectar al desenlace de sus embarazos.
Si usted tiene COVID-19, el médico puede recomendarle precauciones especiales relacionadas con el embarazo. Esto puede afectar:
  • La forma en que realiza sus visitas al médico. Notificará a su clínica u hospital antes de su visita. La clínica u hospital tomará medidas para proteger a otras personas del virus, lo que incluye atenderla en una sala especial.
  • La forma en que recibe la atención antes del parto (cuidado prenatal). Es posible que los estudios y las ecografías deban hacerse de otra manera.
  • La forma en que recibe atención durante el trabajo de parto y el parto. Esto puede afectar el plan de parto, incluso quiénes podrán estar con usted durante el trabajo de parto y el parto. También tendrá una habitación especial el día del parto.
  • La forma en que recibe atención después del parto (atención posparto). Es posible que deba quedarse más tiempo en el hospital.
  • El lugar donde permanece el bebé después del parto. Hable con su médico de los riesgos y beneficios de que el bebé permanezca en la misma habitación con usted. Los beneficios incluyen la lactancia materna y el establecimiento del vínculo afectivo entre madre y recién nacido.
  • La forma en que alimenta al bebé después de que nazca.
  • La forma en que recibe a los visitantes después del nacimiento del bebé. Los visitantes deben limitarse a aquellos que son esenciales para su bienestar y cuidado (personas de apoyo emocional).

¿Cómo afecta el COVID-19 al bebé?

Hasta la fecha, solo se han encontrado algunos casos en los que el virus que causa el COVID-19 puede haber pasado de una madre a un bebé en gestación durante el embarazo. Esto parece ser raro.
Después del nacimiento, un bebé puede contraer el virus si está expuesto a él.
Hable con su médico sobre las formas de proteger al bebé. Estas pueden incluir colocar al bebé en una incubadora o usar otra barrera física mientras esté en el hospital.

¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo?

Medicamentos y vacunas

  • Si está embarazada, puede recibir una vacuna contra el COVID-19. Recibir la vacuna durante el embarazo puede protegerla de una enfermedad grave. Si tiene preguntas sobre la vacunación, puede hablar con su médico.
  • Reciba las vacunas recomendadas, que incluyen la vacuna contra la gripe y la vacuna contra tétanos, difteria, tos ferina (Tdap).
  • Pregúntele al médico si puede obtener un suministro de sus medicamentos para 30 días o más, para que tenga que ir menos a la farmacia.
  • Si ha recibido una vacuna contra el COVID-19, considere inscribirse en el programa v-safe de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Este programa utiliza una herramienta que funciona en su teléfono móvil para proporcionar controles y recopilar información sobre su salud después de que reciba la vacuna. El programa también incluye un registro independiente para las personas embarazadas. Para obtener más información sobre este programa, visite estos sitios web:

Limpieza e higiene personal

Si está aislada por COVID-19 y comparte una habitación con el recién nacido, tome estas medidas para reducir el riesgo de contagiar el virus al recién nacido:
  • Lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes de sostener o cuidar al bebé. Use desinfectante para manos con alcohol si no dispone de agua y jabón.
  • Use una mascarilla cuando esté a menos de 6 pies (1.8 metros) del bebé.
  • Mantenga al bebé a más de 6 pies (1.8 metros) de distancia de usted tanto como sea posible.
  • Evite tocarse la boca, la cara, los ojos o la nariz antes de lavarse las manos.
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia todos los días.

Otras cosas que debe realizar

  • Evite, tanto como sea posible, interactuar con personas que podrían haber estado expuestas al COVID-19 o infectadas, incluso las personas que viven con usted.
  • Cúbrase la boca y la nariz usando una mascarilla u otra cubierta de tela sobre el rostro cuando salga a lugares públicos.
  • Evite a las personas que no lleven mascarilla.
  • Evite las grandes multitudes y los espacios mal ventilados. Mantenga al menos 6 pies (1.8 m) de espacio entre usted y los demás.
  • Llame al médico si tiene inquietudes relacionadas con su salud.
    • Comuníquese de inmediato con su médico si cree que tiene COVID-19. Informe a su médico que cree que puede tener una infección por COVID-19 y que está embarazada.

Consejos para amamantar

Planifique con su familia y el equipo de atención médica cómo alimentar al bebé. De acuerdo a las investigaciones actuales, se cree que es improbable que el virus pueda transmitirse a un bebé a través de la leche materna.
Si está amamantando, puede recibir una vacuna contra el COVID-19. Debido a la forma en que estas vacunas funcionan en el cuerpo, se cree que no suponen ningún riesgo para las personas que amamantan o para sus bebés que se están amamantando. Algunas de las vacunas podrían provocar que las personas que amamantan tengan anticuerpos en la leche materna, lo cual podrían ayudar a proteger a sus bebés.
Si usted tiene o puede tener COVID-19, el médico puede recomendarle que tome precauciones mientras amamanta. Esto incluye lo siguiente:
  • Lavarse las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes de alimentar al bebé. Use desinfectante para manos con alcohol si no dispone de agua y jabón.
  • Usar una mascarilla mientras alimenta al bebé.
  • Extraerse la leche materna manualmente o con sacaleche para alimentar al bebé. De ser posible, pídale a alguien de su hogar que no esté enfermo que alimente al bebé con la leche que usted se extrae.
    • Lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos antes de tocar las piezas del sacaleche.
    • Lave y desinfecte todas las piezas del sacaleche después de extraer leche. Siga las instrucciones del fabricante para limpiar y desinfectar todas las piezas del sacaleche.

Siga estas instrucciones:

Control del estrés

Algunas mujeres embarazadas y posparto pueden sentir miedo, incertidumbre y estrés debido al COVID-19. Busque maneras de controlar el estrés. Pueden incluir:
  • Practicar técnicas de relajación, tales como meditación y respiración profunda.
  • Practicar actividad física con regularidad. La mayoría de las mujeres pueden continuar su rutina de ejercicios durante el embarazo. Pregúntele al médico qué actividades son seguras para usted.
  • Buscar apoyo de familiares, amigos o recursos espirituales. Si no pueden estar juntos en persona, igualmente puede conectarse por llamadas telefónicas, mensajes de texto, videollamadas o mensajes en línea.
  • Dedicar tiempo a realizar actividades relajantes que disfrute, tales como escuchar música o leer un buen libro.

Indicaciones generales

  • Siga las instrucciones del médico acerca de cómo tomar los medicamentos. Es posible que no sea seguro tomar algunos medicamentos durante el embarazo.
  • Pida ayuda si tiene necesidades nutricionales o de asesoramiento durante el embarazo. El médico puede aconsejarla o recomendarle recursos o derivarla a especialistas para que la ayuden con diferentes necesidades.
  • Cumpla con todas las visitas de seguimiento. Esto es importante. Esto incluye las visitas antes y después de tener al bebé.

Preguntas para el equipo médico

  • ¿Qué debo hacer si tengo síntomas de COVID-19?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios que pueden producirse después de recibir alguna de las vacunas disponibles contra el COVID-19?
  • ¿Cómo afectará el COVID-19 mis visitas de cuidados prenatales, los estudios y ecografías, mi trabajo de parto y el parto, y la atención posparto?
  • ¿Cuáles son los riesgos del COVID-19 para mí y los posibles riesgos para mi bebé en gestación o recién nacido?
  • ¿Cómo transmite la vacuna los anticuerpos a mi bebé en gestación?
  • ¿Debo planificar amamantar a mi bebé?
  • ¿Dónde puedo encontrar recursos de salud mental?
  • ¿Dónde puedo encontrar apoyo si tengo preocupaciones económicas?

Dónde buscar más información

Comuníquese con un médico si:

  • Tiene signos y síntomas de infección, tales como fiebre y tos. Informe a su equipo de atención médica que cree que puede tener una infección por COVID-19 y que está embarazada.
  • Tiene emociones fuertes, como tristeza o ansiedad.
  • Se siente insegura en su casa y necesita ayuda para encontrar un lugar seguro para vivir.
  • Tiene secreción vaginal acuosa o con sangre o sangrado vaginal.

Solicite ayuda de inmediato si:

  • Tiene signos o síntomas de trabajo de parto antes de las 37 semanas de embarazo. Esto incluye lo siguiente:
    • Contracciones separadas unas de otras por intervalos de 5 minutos o menos, o que aumentan en frecuencia, intensidad o duración.
    • Dolor repentino y fuerte en el abdomen o en la parte inferior de la espalda.
    • Presenta un chorro o goteo de líquido proveniente de la vagina.
  • Tiene signos de enfermedad más grave, por ejemplo:
    • Tiene dificultad para respirar.
    • Siente dolor en el pecho.
    • Tiene fiebre de 102.2 °F (39 °C) o más que no desaparece.
    • Vomita cada vez que bebe líquidos.
    • Se siente muy débil o se desmaya.
Estos síntomas pueden representar un problema grave que constituye una emergencia. No espere a ver si los síntomas desaparecen. Solicite atención médica de inmediato. Comuníquese con el servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos). No conduzca por sus propios medios hasta el hospital.

Resumen

  • La enfermedad por coronavirus, que también se conoce como COVID-19, es una infección de los pulmones y las vías respiratorias. No está claro si el embarazo hace que sea más probable que contraiga COVID-19. Se desconoce si el COVID-19 puede afectar a los bebés en gestación.
  • Tome precauciones para protegerse usted y al bebé. Lávese las manos con frecuencia y evite tocarse la boca, la cara, los ojos o la nariz. Evite los grupos grandes de personas y manténgase alejada de personas enfermas.
  • Si cree que tiene una infección por COVID-19, comuníquese de inmediato con su médico. Informe a su médico que cree que puede tener una infección por COVID-19 y que está embarazada.
  • Si tiene COVID-19, el médico puede recomendarle precauciones especiales durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto, y después de que nazca el bebé.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;