Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Mar.01.2019
 Preventing Child Abuse and Neglect

Prevención del maltrato y la desatención infantil

Preventing Child Abuse and Neglect

El maltrato infantil, también llamado abuso infantil, se produce cuando un adulto maltrata o descuida a un menor de 18 años de edad. Con frecuencia, la persona adulta desempeña la función de cuidadora. El maltrato puede ocurrirle a cualquier niño. El maltrato infantil puede clasificarse en cuatro tipos, que pueden ocurrir al mismo tiempo:
  • Maltrato físico. Implica golpear, sacudir, dejar caer, morder o quemar a un niño.
  • Maltrato emocional. Implica gritar, amenazar, ignorar, rechazar, no demostrar afecto o no permitir la interacción social con otros adultos o niños.
  • Abuso sexual. Puede incluir cualquier acto sexual que un niño no puede comprender o consentir. El abuso sexual abarca desde ver y tocar de forma inapropiada hasta la penetración.
  • Desatención. Significa no satisfacer las necesidades básicas del niño, como alimentarlo, vestirlo y proporcionarle vivienda.

¿Qué medidas puedo tomar para proteger al niño del maltrato?

Asegúrese de que el niño sepa que puede contarle si hay un problema. Escuche atentamente si el niño le dice que algo le ocurrió. Asegúrese de que el niño sepa que si alguna vez hay un problema:
  • No es su culpa.
  • No estará en problemas.
Preste atención al niño y observe si muestra algún cambio físico, emocional o conductual repentino. Estos pueden ser signos de maltrato o desatención.

Si usted es la persona que cuida al niño y se siente estresado o abrumado:

  • Póngase en contacto con una línea directa de maltrato o hable con un médico para obtener ayuda.
  • Solicite ayuda uniéndose a un grupo de apoyo para padres.
  • Consulte a un terapeuta o un líder religioso.
  • Pídales consejos a sus amigos y familiares.

Si contrata a alguien para que cuide a su hijo:

  • Asegúrese de conocer a esa persona y de que puede confiar en ella y en los demás adultos que van a estar cerca del niño.
  • Realice una averiguación de antecedentes para asegurarse de que la persona que cuida al niño vaya a cuidarlo bien.
  • Informe signos de maltrato al médico del niño, a los servicios de protección infantil o a la policía local. Además, informe a las autoridades si el niño le informa sobre el maltrato.

A medida que el niño se vuelva más independiente:

  • Involúcrese en la vida del niño. Asegúrese de saber lo siguiente:
    • Quiénes son los maestros y otros adultos que forman parte de la vida del niño. Ofrézcase como voluntario en la escuela del niño, si puede hacerlo.
    • Adónde pasa tiempo el niño y con quién.
    • Quién supervisará al niño si usted no está allí.

Hable con el niño sobre:

  • Límites sanos. Dígale al niño que nadie debe observar ni tocar su cuerpo de maneras que no sean seguras ni cómodas.
  • Contacto físico apropiado. Incluso los niños muy pequeños suelen saber lo que se puede tocar y lo que no.
  • Seguridad personal. Hable con el niño acerca de no ir a ningún lugar con personas extrañas.
  • Confiar en sus presentimientos. Aliente al niño a que se aleje o pida ayuda si está en una situación en la que no se siente seguro.
  • Expresarse claramente. Hágale saber al niño que tiene derecho a sentirse seguro y a decir "no".
  • No guardar secretos. Aliente al niño a que le informe si pasa algo que lo incomodó o hizo que se sintiera inseguro.
  • Seguridad en Internet. Explíquele al niño que nunca debe revelar información personal en Internet. Aleccione al niño para que no ingrese a las salas de chat o a otros foros en Internet.

Dónde encontrar apoyo

  • Las agencias locales, regionales y estatales de servicios de protección infantil.
  • Los departamentos de policía locales con unidades y especialistas en maltrato infantil.
  • Los profesores de los institutos y universidades locales que se especializan en la investigación del maltrato infantil y su tratamiento.
  • Asesores, trabajadores sociales y psicólogos locales que se especializan en el tratamiento del maltrato infantil.

¿Dónde puedo encontrar más información?

Obtenga más información sobre el maltrato infantil en:
  • Centros para el control y la prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC): http://www.cdc.gov
  • Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics): https://www.healthychildren.org
  • Línea de ayuda nacional sobre maltrato infantil Childhelp (Childhelp National Child Abuse Hotline): https://www.childhelp.org/hotline/resources-parents
  • Acceso a información sobre asistencia al menor (Child Welfare Information Gateway): https://www.childwelfare.gov
  • Prevención del maltrato infantil en Estados Unidos (Prevent Child Abuse America): http://preventchildabuse.org
  • El departamento de salud, el centro médico, el hospital u otros proveedores de servicios sociales locales. Pueden derivarlo a una organización que preste servicios específicos de ayuda.

Solicite ayuda inmediatamente si:

  • Piensa que el niño es víctima de maltrato o desatención.
  • Le preocupa que usted pueda dañar al niño.
Si cree que el niño está en peligro inminente, llame al servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos).

Resumen

  • El maltrato infantil incluye el maltrato físico, el maltrato emocional, el abuso sexual y la desatención, y puede sufrirlo cualquier niño.
  • Aliente al niño a que le hable si tiene algún problema. Asegúrese de que el niño comprenda que no se meterá en dificultades por contarle a usted sobre un problema.
  • Enséñele al niño maneras de mantenerse a salvo cuando usted no esté cerca. Esto ayudará al niño a sentirse más confiado y ser capaz de manejar las situaciones con las cuales no se siente cómodo.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;