Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Apr.26.2019
 Pulmonary Rehabilitation

Rehabilitación pulmonar

Pulmonary Rehabilitation

La rehabilitación pulmonar es un programa que ayuda a las personas a manejar sus problemas respiratorios. Los objetivos principales son aumentar la resistencia, disminuir la falta de aire y mejorar la calidad de vida. La rehabilitación pulmonar puede durar de 4 a 12 semanas o más, según la afección.
Una persona puede necesitar rehabilitación pulmonar en los siguiente casos:
  • Si se está recuperando de una cirugía de pulmón.
  • Si tiene problemas pulmonares continuos (crónicos) o una enfermedad que le dificulta la respiración, por ejemplo:
    • Una enfermedad que causa cicatrices en el tejido pulmonar (enfermedad pulmonar intersticial), como fibrosis pulmonar idiopática y sarcoidosis.
    • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
    • Fibrosis quística.
    • Enfermedades que afectan los músculos que se usan para respirar, como la distrofia muscular.

Beneficios de la rehabilitación pulmonar

La rehabilitación pulmonar puede ayudar a:
  • Aumentar la capacidad para hacer ejercicio físico.
  • Disminuir los problemas respiratorios.
  • Dejar de fumar.
  • Aprender a seguir una alimentación saludable.
  • Mantener un peso saludable.
  • Aprender a utilizar la oxigenoterapia.
  • Manejar y entender los medicamentos y el tratamiento.
  • Podrá obtener apoyo de los especialistas en salud, así como de otras personas con problemas similares.
  • Controlar la ansiedad y la depresión.
  • Enseñar a sus familiares acerca de su enfermedad y cómo pueden participar en su recuperación.

Informe al médico acerca de lo siguiente:

  • Cualquier alergia que tenga.
  • Todos los medicamentos que utiliza, incluidos vitaminas, hierbas, gotas oftálmicas, cremas y medicamentos de venta libre.
  • Cualquier trastorno de la sangre que tenga.
  • Cirugías a las que se haya sometido.
  • Cualquier afección médica que tenga.
  • Si está embarazada o podría estarlo.

¿Cuáles son los riesgos?

En general, la rehabilitación pulmonar es segura. Sin embargo, pueden ocurrir complicaciones, por ejemplo:
  • Lesiones relacionadas con el ejercicio físico.
  • Mayor riesgo de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular, en algunos casos, debido a ciertos tipos de ejercicios (poco frecuente).

¿Qué sucede antes del tratamiento?

  • Es posible que le realicen un examen físico en el cual el médico podrá hacer lo siguiente:
    • Realizar análisis de sangre.
    • Evaluar qué tan bien puede respirar y cómo funcionan los pulmones.
    • Evaluar su capacidad para hacer ejercicio físico, por ejemplo, cuánto tiempo puede caminar sobre una cinta caminadora.
  • Los médicos trabajarán con usted para elaborar un plan de tratamiento en función de su salud y sus objetivos. El programa se adaptará a sus necesidades y es posible que cambie a medida que avanza.

¿Qué sucede durante el tratamiento?

Entrenamiento físico

El entrenamiento físico consiste en hacer actividad física, por ejemplo:
  • Rutinas de estiramiento.
  • Ejercicios de fortalecimiento con peso. Trabajará para adquirir más fuerza en los brazos y las piernas.
  • Ejercicios aeróbicos para mejorar la resistencia. Podrá usar una bicicleta fija o una cinta caminadora.
El entrenamiento físico variará en función de la cantidad de actividad que puede tolerar y lentamente se volverá más difícil o más intenso a medida que logre mayor resistencia. En la mayoría de los casos, tendrá entrenamiento físico 3 días a la semana. Después de terminar la rehabilitación pulmonar, el médico creará un programa de ejercicios para ayudarle a mantener su progreso.

Educación

El equipo de rehabilitación le enseñará acerca de su enfermedad y las maneras de controlar los síntomas. Podrá tener sesiones individuales o reuniones grupales. Podrá aprender sobre lo siguiente:
  • Cómo evitar las situaciones que pueden empeorar los síntomas.
  • Cuándo y cómo tomar los medicamentos.
  • Cómo prevenir infecciones pulmonares.
  • Cómo dejar de fumar.
  • Cómo utilizar la oxigenoterapia.

Apoyo nutricional

El sobrepeso o el bajo peso pueden dificultar la respiración. Puede consultar a un nutricionista para elaborar una dieta adecuada para usted. Esto puede incluir:
  • Un plan de alimentación saludable para ayudarle a perder peso.
  • Agregar suplementos calóricos o proteicos para ayudarle a aumentar de peso o a evitar la pérdida de peso.

Capacitación para respirar

Los ejercicios de respiración pueden ayudarle a controlar mejor su respiración al inhalar más profundamente, con menos frecuencia. Los ejercicios de respiración pueden incluir:
  • Respiración con los labios fruncidos. En esta técnica, se inhala por la nariz y se exhala de 4 a 6 segundos a través de los labios fruncidos (con los labios puestos como para besar o silbar).
  • Respiración abdominal (respiración diafragmática). En esta técnica, se colocan las manos sobre el estómago y se inhala por la nariz. Al inhalar, debe sentir que el abdomen se eleva a medida que el aire llena el diafragma. Luego, se exhala lentamente a través de los labios fruncidos mientras siente que el estómago se desinfla.

Capacitación para conservar la energía

El equipo de rehabilitación le enseñará cómo realizar las tareas cotidianas sin que le falte el aire. Puede incluir técnicas para evitar inclinarse, levantar objetos pesados o estirar los brazos.

Asesoramiento

Puede recibir asesoramiento psicológico grupal o individual durante la rehabilitación pulmonar. Estos encuentros pueden ayudar con la ansiedad, la depresión o las frustraciones que posiblemente sienta. El asesoramiento puede incluir:
  • Ejercicios de relajación muscular.
  • Técnicas para lidiar con el estrés o el pánico.
Los familiares y los cuidadores también pueden participar en el asesoramiento.

¿Qué podría pasar después del tratamiento?

Siga estas indicaciones en su casa:

  • Haga actividad física habitualmente como se lo hayan indicado los médicos. Los médicos le prepararán un plan de ejercicios para ayudarle a mantener su resistencia y su estado de salud general.
  • No consuma ningún producto que contenga nicotina o tabaco, como cigarrillos y cigarrillos electrónicos. Si necesita ayuda para dejar de consumir, consulte al médico.
  • Tome los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el médico. Esto es importante.

Comuníquese con un médico si:

  • Tiene dudas acerca del programa.
  • No nota ninguna mejoría en la respiración o la resistencia.
  • Tiene síntomas nuevos o empeoran.
  • Tiene fiebre.
  • Siente que le falta de aire o se fatiga cuando practica actividad física.

Solicite ayuda inmediatamente si:

  • Tiene dificultad para respirar cuando está sentado y quieto o acostado.
  • Se siente mareado o se desmaya.

Resumen

  • La rehabilitación pulmonar es un programa que ayuda a las personas a manejar sus problemas respiratorios. El programa se adapta a cada persona.
  • Los objetivos principales de la rehabilitación pulmonar son aumentar la resistencia, disminuir la falta de aire y mejorar la calidad de vida.
  • Después de que termine la rehabilitación, los médicos crearán un programa de ejercicios para ayudarle a mantener su progreso.
  • No consuma ningún producto que contenga nicotina o tabaco, como cigarrillos y cigarrillos electrónicos. Si necesita ayuda para dejar de consumir, consulte al médico.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;