Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Oct.19.2018
 Upper Respiratory Infection, Infant

Infección de las vías respiratorias superiores, en los bebés

Upper Respiratory Infection, Infant

Una infección de las vías respiratorias superiores (IVRS) es una infección común de la nariz, garganta y de las vías respiratorias superiores que conducen el aire a los pulmones. La causa un virus. El tipo más común de IVRS es el resfrío común.
Las IVRS generalmente mejoran solas, sin tratamiento médico. Las IVRS en los bebés pueden tardar más tiempo en curarse que en los adultos.

¿Cuáles son las causas?

La causa es un virus. El bebé se puede contagiar este virus:
  • Al aspirar las gotitas que una persona infectada elimina al toser o estornudar.
  • Al tocar algo que estuvo expuesto al virus (fue contaminado) y después tocarse la boca, nariz u ojos.

¿Qué incrementa el riesgo?

El bebé es más propenso a contraer una IVRS si:
  • Es el otoño o el invierno.
  • El bebé está expuesto a humo de tabaco.
  • El bebé tiene un contacto cercano con otros niños, como en una guardería infantil o diurna.
  • El bebé tiene lo siguiente:
    • El sistema que combate las enfermedades (inmunitario) debilitado. Los bebés que nacen antes de tiempo (prematuros) pueden tener un sistema inmunitario debilitado.
    • Ciertos trastornos alérgicos.

¿Cuáles son los signos o los síntomas?

La IVRS suele presentar alguno de los siguientes síntomas:
  • Secreción o congestión nasal. Esto puede provocar dificultad para succionar cuando se lo alimenta.
  • Tos.
  • Estornudos.
  • Dolor de oído.
  • Fiebre.
  • Disminución de la actividad.
  • Dormir menos que lo habitual.
  • Pérdida del apetito.
  • Comportamiento irritable.

¿Cómo se diagnostica?

Esta afección se diagnostica en función de los antecedentes médicos y los síntomas del bebé, y un examen físico. El médico puede usar un hisopo para tomar una muestra de mucosidad de la nariz del bebé (hisopado nasal). Esta muestra puede analizarse para determinar qué virus está provocando la enfermedad.

¿Cómo se trata?

Las IVRS generalmente mejoran por sí solas en un período de entre 7 y 10 días. Puede tomar medidas en su casa para aliviar los síntomas del bebé. Los medicamentos o antibióticos no curan las IVRS. Los bebés con IVRS no se tratan normalmente con medicamento.

Siga estas indicaciones en su casa:

Medicamentos

  • Administre al bebé los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el pediatra del bebé.
  • No le dé al bebé medicamentos para el resfrío. Estos pueden tener efectos secundarios graves en los niños menores de 6 años de edad.
  • Hable con el pediatra del bebé:
    • Antes de darle al niño cualquier medicamento nuevo.
    • Antes de intentar cualquier remedio casero como tratamientos a base de hierbas.
  • No le administre aspirina al bebé debido al riesgo de que contraiga el síndrome de Reye.

Para aliviar los síntomas

  • Use gotas nasales de agua con sal (salinas) de venta libre o caseras para ayudar a aliviar el taponamiento (congestión). Coloque 1 gota en cada fosa nasal con la frecuencia necesaria.
    • No use gotas nasales que contengan medicamentos a menos que el pediatra del bebé le haya indicado hacerlo.
    • Para hacer una solución para gotas nasales salinas, disuelva completamente un cuarto de cucharadita de sal en una taza de agua tibia.
  • Use una pera de goma para succionar y sacar la mucosidad del bebé de la nariz de forma periódica. Haga esto luego de ponerle unas gotas nasales salinas en la nariz. Ponga una gota salina en cada fosa nasal, espere un minuto y luego succione la nariz. Luego, haga lo mismo para la otra fosa nasal.
  • Use un humidificador de aire frío para agregar humedad al aire. Esto puede ayudar al bebé a respirar mejor.

Instrucciones generales

  • De ser necesario, limpie delicadamente la nariz de su bebé con un paño húmedo y suave. Antes de limpiar la nariz, coloque unas gotas de solución salina alrededor de la nariz para humedecer la zona.
  • Ofrézcale al bebé líquidos según lo recomiende el pediatra. Asegúrese de que el bebé beba suficientes líquidos de modo que orine en la misma cantidad y con la misma frecuencia que siempre.
  • Si el bebé tiene fiebre, no deje que concurra a la guardería hasta que la fiebre desaparezca.
  • Mantenga al bebé alejado del humo ambiental de tabaco.
  • Asegúrese de que el bebé reciba todas las inmunizaciones, incluso la vacuna anual (una vez al año) contra la gripe.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el pediatra del bebé. Esto es importante.

Cómo evitar contagiar la infección a otros

  • Las IVRS se transmiten de una persona a otra (son contagiosas). Para evitar que la infección se propague, tome las siguientes medidas:
    • Lávese las manos con agua y jabón, especialmente antes y después de tocar al bebé. Use desinfectante para manos si no dispone de agua y jabón. Las otras personas que cuidan al bebé también deben lavarse las manos frecuentemente.
    • No se lleve las manos a la boca, la cara, la nariz o los ojos.

Comuníquese con un médico si:

  • Los síntomas del bebé duran más de 10 días.
  • El bebé tiene problemas para comer o beber.
  • El bebé come menos de lo habitual.
  • El bebé se despierta llorando por las noches.
  • El bebé se tira de las orejas. Esto puede ser un signo de infección de los oídos.
  • La irritabilidad del bebé no se calma con abrazos o al comer.
  • Al bebé le sale líquido de uno o ambos oídos u ojos.
  • El bebé muestra signos de tener dolor de garganta.
  • La tos del bebé le produce vómitos.
  • El bebé es menor de un mes y tiene tos.
  • El fiebre tiene fiebre.

Solicite ayuda de inmediato si:

  • El bebé es menor de 3 meses y tiene fiebre de 100 °F (38 °C) o más.
  • El bebé respira rápidamente.
  • El bebé hace sonidos similares a gruñidos cuando respira.
  • Los espacios entre y debajo de las costillas del bebé se succionan mientras el bebé inhala. Esto puede ser un signo de que el bebé está teniendo problemas para respirar.
  • El bebé produce un silbido agudo al inhalar o exhalar (sibilancias).
  • La piel o las uñas del bebé se ponen de color gris o azul.
  • El bebé duerme más de lo habitual.

Resumen

  • Una infección de las vías respiratorias superiores (IVRS) es una infección común de la nariz, garganta y de las vías respiratorias superiores que conducen el aire a los pulmones.
  • La IVRS es provocada por un virus.
  • Las IVRS generalmente mejoran por sí solas en un período de entre 7 y 10 días.
  • Los bebés con IVRS no se tratan normalmente con medicamento. Administre al bebé los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el pediatra del bebé.
  • Use gotas nasales de agua con sal (salinas) de venta libre o caseras para ayudar a aliviar el taponamiento (congestión).

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;