Elsevier Logo

Contenidodeinteracciónconelpaciente

¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

Apr.01.2019
 Ventilator, Pediatric

Respirador en los niños

Ventilator, Pediatric

Un respirador, también llamado máquina para respirar o respirador mecánico, es una máquina que ayuda a que el aire entre y salga de los pulmones de una persona. Puede usarse para ayudar al niño a respirar o para controlar su respiración por completo. El respirador puede utilizarse de la forma siguiente:
  • Mientras el niño está bajo anestesia general durante una cirugía. Esto apoyo es necesario debido a que la anestesia puede afectar la respiración.
  • Si el niño tiene una lesión grave.
  • Si el niño es demasiado débil para respirar por sus propios medios.
Los respiradores tienen alarmas que pueden activarse. Las alarmas ayudan a que los médicos y otros cuidadores se aseguren de que todas las conexiones estén bien y de que el respirador funcione como corresponde.

¿Cómo funciona el respirador?

  • Cuando el niño tiene un respirador, un tubo de este dispositivo se conecta a un tubo de respiración que se introduce en la tráquea del niño (intubación). El tubo de respiración, por lo general, se introduce a través de la boca o la nariz (endotraqueal). A veces, se hace una incisión en la garganta y se inserta el tubo de respiración directamente en la tráquea (traqueostomía).
  • El respirador utiliza presión para suministrar aire rico en oxígeno a través del tubo de respiración hacia los pulmones del niño. El respirador también ayuda a que el niño “exhale” y expulse los gases de desecho, como el dióxido de carbono.
  • Los respiradores funcionan con electricidad y tienen una fuente de alimentación de respaldo por si hay un corte en el suministro de energía eléctrica.
  • El aire que provee el respirador es cálido y húmedo.

¿Cómo sé si el niño está recibiendo suficiente aire?

  • Los respiradores tienen configuraciones que controlan el volumen de cada respiración y la frecuencia con la que respira la persona. Las configuraciones se basan en la respiración normal del niño.
  • Hay monitores de presión que indican si la máquina está conectada correctamente y ayudan a determinar el volumen adecuado de la respiración.
  • Un monitor del respirador permite que el equipo médico y otros cuidadores verifiquen si la configuración es la correcta para el niño.
  • Puede utilizarse un monitor llamado pulsioxímetro para medir el nivel de oxígeno en la sangre del niño. El monitor se coloca en la punta de un dedo de la mano, del pie o en la oreja.
  • Se pueden realizar pruebas para verificar los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en el organismo del niño o la colocación del tubo de respiración. Las pruebas pueden incluir las siguientes:
    • Análisis de sangre.
    • Radiografías de tórax.

¿Cuáles son los riesgos de utilizar un respirador?

Según el tiempo que el niño utilice el respirador, puede correr mayor riesgo de:
  • Neumonía.
  • Infecciones de los senos paranasales.
  • Filtración de aire en el espacio que está entre los pulmones y la pared torácica (neumotórax). Esto puede causar falta de aire, dolor o el colapso del pulmón.
  • Lesión en los pulmones.
  • Coágulos sanguíneos e infecciones en la piel. Estos problemas pueden aparecer después de pasar mucho tiempo acostado en la cama.
  • Daño en las cuerdas vocales.

Siga estas indicaciones en su casa:

El niño puede necesitar regresar a casa con un respirador. Si este es el caso:
  • Asegúrese de que usted esté completamente capacitado para cuidar de su niño antes de salir del hospital. La capacitación puede incluir:
    • Aprender a reconocer situaciones de emergencia.
    • Aprender a aspirar el tubo de respiración para mantenerlo limpio.
  • Disponer de otra persona capacitada para que esté con usted y lo ayude a cuidar del niño mientras use el respirador.
  • Pida a los médicos del niño que lo orienten sobre cómo cuidar al niño en casa. No tenga miedo de hacer preguntas.
  • No deje al niño solo. Los niños que están con un respirador deben tener un cuidador despierto y totalmente capacitado a su lado todo el tiempo. Pregúntele al médico sobre la posibilidad de recibir ayuda en su casa.
  • Comuníquese con su médico de inmediato si nota algún problema con el tubo de respiración del niño, como una obstrucción.
  • Si el niño tiene una abertura en la garganta (traqueostomía),cuide de la abertura (estoma) como se lo haya indicado el pediatra. Esto puede incluir la limpieza habitual y verificar si hay signos de infección.
  • Concurra a todas las visitas de seguimiento como se lo haya indicado el pediatra del niño. Esto es importante.

¿Qué ocurre cuando el niño deja el respirador?

Cuando el niño pueda respirar por su cuenta otra vez, le harán una prueba de respiración. Esto se conoce también como retiro gradual. Durante este procedimiento, el respirador se apaga o la configuración se disminuye durante un cierto periodo de tiempo mientras el niño todavía está conectado a la máquina.
  • Si el niño puede respirar bien por sus propios medios, se quita el tubo del respirador.
  • Si el niño no es capaz de respirar sin respirador, la máquina se volverá a encender o la configuración se aumentará y el retiro gradual se intentará de nuevo en una fecha posterior.
La decisión de retirarle gradualmente el respirador al niño se toma con sumo cuidado para garantizar que el tubo del respirador no se quite antes de lo necesario. Cuando se le quita el tubo del respirador, el niño puede toser y tener dolor de garganta. El niño también puede tener la voz ronca durante unos días luego de que se retira el tubo. Si el niño tiene una traqueostomía, el tubo puede permanecer en su lugar con o sin respirador.

Resumen

  • El respirador es un aparato que ayuda a que el aire entre y salga de los pulmones.
  • Puede utilizarse un respirador durante una cirugía mientras el niño está bajo anestesia general. El niño también puede necesitar un respirador si tiene una lesión grave o está demasiado débil para respirar sin ayuda.
  • Cuando el niño tiene un respirador, un tubo de esta máquina se conecta a un tubo de respiración que se introduce en la tráquea del niño. El tubo puede se puede introducir por la boca, la nariz o la garganta.
  • Si el niño debe volver a casa con un respirador, no lo deje solo en ningún momento. Los niños que están con un respirador deben tener un cuidador despierto y totalmente capacitado a su lado todo el tiempo.

Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

;