Contenidodeinteracciónconelpaciente

    ¿Qué ocurre cuando su paciente regresa a casa?

    ¡Conozca más acerca de nuestras soluciones de gestión del paciente - Patient Enagegment - ahora! Convierta a sus pacientes en participantes activos en su atención médica brindándoles acceso fácil a la misma información basada en evidencia en la que confía, pero entregada en un formato fácil de entender.

    Aug.15.2022
    Upper Respiratory Infection, Pediatric

    Infección de las vías respiratorias superiores en niños

    Upper Respiratory Infection, Pediatric

    Una infección de las vías respiratorias superiores (IVRS) es una infección común de la nariz, la garganta y las vías respiratorias superiores que conducen el aire a los pulmones. La causa un virus. El tipo más común de IVRS es el resfrío común.

    Las IVRS generalmente mejoran solas, sin tratamiento médico. Las IVRS en niños pueden tardar más tiempo en curarse que en los adultos.

    ¿Cuáles son las causas?

    La causa es un virus. El niño se puede contagiar este virus:
    • Al aspirar las gotitas que una persona infectada elimina al toser o estornudar.
    • Al tocar algo que estuvo expuesto al virus (está contaminado) y después tocarse la boca, la nariz o los ojos.

    ¿Qué incrementa el riesgo?

    El niño es más propenso a contraer una IVRS si:
    • El niño es pequeño.
    • El niño tiene un contacto cercano con otras personas, como en la escuela o una guardería infantil.
    • El niño está expuesto a humo de tabaco.
    • El niño tiene los siguientes síntomas:
      • Un sistema que combate las enfermedades (sistema inmunitario) debilitado.
      • Ciertos trastornos alérgicos.
    • El niño está sufriendo mucho estrés.
    • El niño está realizando entrenamiento físico muy intenso.

    ¿Cuáles son los signos o síntomas?

    Si el niño tiene una IVRS, puede presentar algunos de los siguientes síntomas:
    • Secreción nasal o nariz tapada (congestión), o estornudos.
    • Tos o dolor de garganta.
    • Dolor de oído.
    • Fiebre.
    • Dolor de cabeza.
    • Cansancio y disminución de la actividad física.
    • Falta de apetito.
    • Cambios en el patrón de sueño o comportamiento irritable.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Esta afección se diagnostica en función de los antecedentes médicos y los síntomas del niño, y un examen físico. El médico puede usar un hisopo para tomar una muestra de mucosidad de la nariz del niño (hisopado nasal). Esta muestra puede analizarse para determinar qué virus está provocando la enfermedad.

    ¿Cómo se trata?

    Las IVRS generalmente mejoran por sí solas en un período de entre 7 y 10 días. Ni los medicamentos ni los antibióticos pueden curar las IVRS, pero el pediatra puede recomendarle ciertos medicamentos para el resfrío de venta libre para ayudar a aliviar los síntomas, si el niño es mayor de 6 años de edad.

    Siga estas instrucciones en su casa:

    Medicamentos

    • Administre al niño los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado su pediatra.
    • No le dé medicamentos para el resfrío a un niño menor de 6 años de edad, a menos que el pediatra lo autorice.
    • Hable con el pediatra del niño:
      • Antes de darle al niño cualquier medicamento nuevo.
      • Antes de intentar cualquier remedio casero como tratamientos a base de hierbas.
    • No le administre aspirina al niño por el riesgo de que contraiga el síndrome de Reye.

    Para aliviar los síntomas

    • Use gotas nasales de solución salina de venta libre o casera, elaboradas con agua y sal, para ayudar a aliviar la congestión. Coloque 1 gota en cada fosa nasal con la frecuencia necesaria.
      • No use gotas nasales que contengan medicamentos a menos que el pediatra le haya indicado hacerlo.
      • Para preparar gotas nasales de solución salina, disuelva totalmente de ½ a 1 cucharadita (de 3 a 6 g) de sal en 1 taza (237 ml) de agua tibia.
    • Si el niño es mayor de 1 año de edad, darle una 1 cucharadita (5 ml) de miel antes de que se vaya a la cama puede mejorar los síntomas y ayudar a aliviar la tos durante la noche. Asegúrese de que el niño se cepille los dientes luego de darle la miel.
    • Use un humidificador de aire frío para agregar humedad al aire. Esto puede ayudar al niño a respirar mejor.

    Actividad

    • Haga que el niño descanse todo el tiempo que pueda.
    • Si el niño tiene fiebre, no deje que concurra a la guardería o a la escuela hasta que la fiebre desaparezca.

    Instrucciones generales

    A comparison of three sample cups showing dark yellow, yellow, and pale yellow urine.
    • Haga que el niño beba la suficiente cantidad de líquido para mantener la orina de color amarillo pálido.
    • De ser necesario, limpie delicadamente la nariz del niño con un paño húmedo y suave. Antes de limpiar la nariz, coloque unas gotas de solución salina alrededor de la nariz para humedecer la zona.
    • Mantenga al niño alejado del humo ambiental de tabaco.
    • Asegúrese de que el niño reciba todas las inmunizaciones, incluso la vacuna anual (una vez al año) contra la gripe.
    • Concurra a todas las visitas de seguimiento. Esto es importante.

    Cómo evitar contagiar la infección a otros

    Washing hands with soap and water.

    A child holding a cloth over the mouth and nose while sneezing and coughing.

    Las IVRS se transmiten de una persona a otra (son contagiosas). Para evitar que la infección se propague, tome las siguientes medidas:
    • Haga que el niño se lave frecuentemente las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Use desinfectante para manos si no dispone de agua y jabón. Usted y las otras personas que cuidan al niño también deben lavarse las manos frecuentemente.
    • Aconseje al niño que no se lleve las manos a la boca, la cara, ojos o nariz.
    • Enseñe al niño a que tosa o estornude en un pañuelo de papel o en su manga o codo en lugar de en la mano o en el aire.

    Comuníquese con el pediatra si:

    • El niño tiene fiebre, dolor de oídos o dolor de garganta. Tirarse de la oreja puede ser un signo de que el niño tiene dolor de oído.
    • Los ojos del niño se ponen rojos y presentan una secreción amarillenta.
    • La piel debajo de la nariz del niño se torna dolorosa y se forman costras.

    Solicite ayuda de inmediato si:

    • El niño es menor de 3 meses y tiene fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más.
    • El niño tiene problemas para respirar.
    • La piel o las uñas del niño se ponen de color gris o azul.
    • El niño tiene signos de deshidratación, por ejemplo:
      • Somnolencia inusual.
      • Sequedad en la boca.
      • Sed excesiva.
      • Orina poco o casi nada.
      • Piel arrugada.
      • Mareos.
      • Falta de lágrimas.
      • La zona blanda de la parte superior del cráneo está hundida.

    Estos síntomas pueden indicar una emergencia. No espere a ver si los síntomas desaparecen. Solicite ayuda de inmediato. Llame al 911.

    Resumen

    • Una infección de las vías respiratorias superiores (IVRS) es una infección común de la nariz, la garganta y las vías respiratorias superiores que conducen el aire a los pulmones.
    • La causa es un virus.
    • Los medicamentos y los antibióticos no curan las IVRS. Administre al niño los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado su pediatra.
    • Use gotas nasales de solución salina de venta libre o caseras según sea necesario para ayudar a aliviar el taponamiento (congestión).

    Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

    Logo pequeno da Elsevier

    Cookies são usados neste site. Para recusar ou saber mais, visite nosso conheça nosso aviso de cookies.


    Copyright © 2024 Elsevier, its licensors, and contributors. All rights are reserved, including those for text and data mining, AI training, and similar technologies.

    Logo pequeno da Elsevier
    RELX Group