Contenidodeinteracciónconelpaciente

    Trastorno De Déficit De Atención E Hiperactividad En Los Niños

    Para descargar la versión traducida al ucraniano haga clic en el siguiente enlace

    May.02.2023
    View related content
    Attention Deficit Hyperactivity Disorder, Pediatric

    Trastorno de déficit de atención e hiperactividad en los niños

    Attention Deficit Hyperactivity Disorder, Pediatric

    El trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno de salud mental que comienza en la niñez. Es una afección que puede dificultar que los niños presten atención y se concentren o controlen su conducta. El TDAH es una causa frecuente de problemas de conducta y aprendizaje en la escuela.

    Hay tres tipos principales de TDAH:
    • Falta de atención. Con este tipo, los niños tienen dificultad para prestar atención.
    • Hiperactivo-impulsivo. Con este tipo, los niños tienen mucha energía y tienen dificultad para controlar su conducta.
    • Tipo combinado. Algunos niños pueden tener síntomas de ambos tipos.

    El TDAH es un trastorno de por vida. Si no se trata, este trastorno puede afectar los logros académicos del niño, su empleo y sus relaciones.

    ¿Cuáles son las causas?

    Se desconoce la causa exacta de esta afección. La mayoría de los expertos creen que los genes y el ambiente de una persona contribuyen al TDAH.

    ¿Qué incrementa el riesgo?

    Los siguientes factores pueden hacer que el niño sea más propenso a sufrir esta afección:
    • Tener un familiar de primer grado, como el padre o la madre, un hermano o una hermana, con este trastorno.
    • Haber nacido antes de las 37 semanas de embarazo (de forma prematura) o haber tenido un peso bajo al nacer.
    • Tener una madre que fumó tabaco o bebió alcohol durante el embarazo.
    • Haber experimentado una lesión cerebral.
    • Haber estado expuesto al plomo u otras toxinas en el útero o en los primeros años de vida.

    ¿Cuáles son los signos o síntomas?

    Los síntomas de esta afección dependen del tipo de TDAH.

    Los síntomas del tipo de falta de atención incluyen:
    • Dificultad con la organización.
    • Dificultad para mantenerse concentrado y distraerse con facilidad.
    • Frecuentemente, cometen errores simples.
    • Dificultar para seguir las indicaciones.
    • Olvidar cosas y perder cosas con frecuencia.

    Los síntomas del tipo hiperactividad e impulsividad incluyen:
    • Inquietud y dificultad para permanecer sentado quieto.
    • Hablar fuera de su turno o interrumpir a otras personas.
    • Dificultad para relajarse o hacer actividades tranquilas.
    • Altos niveles de energía y movimiento constante.
    • Dificultad para esperar.

    Los niños con el tipo combinado tienen síntomas de ambos de los otros tipos.

    Los niños con TDAH se pueden sentir frustrados consigo mismos y es posible que sientan que la escuela es especialmente decepcionante. A medida que los niños crecen, la hiperactividad puede disminuir, pero los problemas de atención y organización a menudo continúan. La mayoría de los niños no pueden superar el TDAH, pero con un tratamiento pueden con frecuencia aprender a manejar los síntomas.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Esta afección puede diagnosticarse en función de los síntomas y los antecedentes académicos del niño. El pediatra le hará una evaluación completa al niño. Como parte de la evaluación, el pediatra le preguntará a los padres o tutores acerca de sus observaciones.

    El diagnóstico incluirá:
    • Descartar otras causas para la conducta del niño.
    • Revisar las escalas de calificación de conducta que hayan sido completadas por los adultos que están con el niño a diario, como los padres o los tutores.
    • Observar al niño durante la visita a la clínica.

    El diagnóstico se realiza sólo después de revisar toda la información.

    ¿Cómo se trata?

    A child talking with a health care provider.

    El tratamiento de esta afección puede incluir lo siguiente:
    • Capacitación para padres en el manejo de la conducta en los niños de 4 a 12 años. La terapia cognitivo conductual puede usarse en los adolescentes a partir de los 12 años.
    • Medicamentos para mejorar la atención, la impulsividad y la hiperactividad.
      • Se prefiere la capacitación para los padres en el manejo de la conducta para los niños menores de 6 años de edad. Una combinación de medicamentos y capacitación para padres en el manejo de la conducta es más efectiva para los niños mayores de 6 años.
    • Tutores o soporte adicional en la escuela.
    • Técnicas para los padres para usar en el hogar y manejar los síntomas y conducta del niño.

    El TDAH puede continuar en la adultez, pero el tratamiento puede mejorar la capacidad del niño para hacer frente a las dificultades.

    Siga estas instrucciones en su casa:

    Medicamentos

    • Admínistrele los medicamentos de venta libre y los recetados al niño solamente como se lo haya indicado el pediatra.
    • Hable con el pediatra acerca de los posibles efectos secundarios de los medicamentos del niño y cómo controlarlos.

    Comida y bebida

    • Ofrezca al niño una dieta saludable, bien balanceada.
    • Evite que el niño tome bebidas que contengan cafeína, como refrescos, café y té.

    Actividad

    • Haga que su niño practique ejercicios con regularidad. El ejercicio puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.
    • Aliente los tipos de ejercicios sugeridos por el pediatra.

    Estilo de vida

    • Asegúrese de que el niño duerma las horas suficientes durante la noche.
    • Ayude a manejar la conducta del niño al brindarle estructura, disciplina y pautas claras. Muchos de estos conceptos se aprenderán y se practicarán durante la capacitación para los padres en el manejo de la conducta.
    • Ayude al niño a organizarse. Algunas maneras de hacer esto pueden ser las siguientes:
      • Mantenga siempre los mismos horarios todos los días. Tenga un horario regular para el niño en cuanto a levantarse e ir a dormir. Programe todas las actividades, incluidas las tareas para el hogar y la hora de juego. Coloque los horarios en un lugar donde el niño pueda verlos. Marque los cambios en el horario con anticipación.
      • Tenga un lugar donde el niño siempre pueda guardar su ropa, las mochilas y los materiales para la escuela.
      • Aliente al niño para que anote las tareas escolares y traiga a su casa los libros que necesita. Trabaje junto con los maestros del niño para ayudarle con la organización de las tareas escolares.
    • Asista a capacitación para padres en el manejo de la conducta para desarrollar formas de ayuda en la crianza del niño.
    • Manténgase constante en cuanto a la crianza.

    Instrucciones generales

    • Aprenda tanto como pueda sobre el TDAH. Esto mejorará su capacidad para ayudar al niño y para asegurarse de que obtiene el apoyo que necesita.
    • Trabaje en equipo con los maestros del niño para que el niño reciba la ayuda necesaria en la escuela. Esto puede incluir:
      • Tutoría.
      • Indicaciones del maestro para ayudarle al niño a seguir realizando la tarea.
      • Cambiar el lugar donde se sienta para que el niño trabaje en un escritorio libre de distracciones.
    • Concurra a todas las visitas de seguimiento. El pediatra deberá controlar la afección del niño y ajustar el tratamiento con el paso del tiempo.

    Comuníquese con un médico si:

    • El niño tiene algún efecto secundario por los medicamentos, por ejemplo:
      • Espasmos musculares (tics), tos o arrebatos verbales en repetidas ocasiones.
      • Problemas para dormir.
      • Pérdida del apetito.
      • Mareos.
      • Latidos cardíacos inusualmente rápidos.
      • Dolores de estómago.
      • Dolores de cabeza.
    • El niño está lidiando con ansiedad, depresión o abuso de drogas.
    • Tiene problemas de conducta nuevos o que empeoran.

    Solicite ayuda de inmediato si:

    • El niño sufre alguna reacción grave a un medicamento.

    Estos síntomas pueden indicar una emergencia. No espere a ver si los síntomas desaparecen. Solicite ayuda de inmediato. Llame al 911.

    Siga alguno de estos pasos si siente que el niño puede lastimarse o lastimar a otras personas, o si tiene pensamientos de poner fin a su vida:
    • Diríjase al centro de urgencias más cercano.
    • Llame al 911.
    • Llame a National Suicide Prevention Lifeline (Línea Telefónica Nacional para la Prevención del Suicidio) al 1-800-273-8255 o al 988. Está disponible las 24 horas del día.
    • Envíe un mensaje de texto a la línea para casos de crisis al 741741.

    Resumen

    • El TDAH causa problemas con la atención, la impulsividad y la hiperactividad.
    • Si no se trata, el TDAH puede afectar los logros académicos del niño, su empleo y sus relaciones.
    • El diagnóstico se basa en los síntomas conductuales, los antecedentes académicos y la evaluación de un médico.
    • El TDAH puede continuar en la adultez, pero el tratamiento puede mejorar la capacidad del niño para hacer frente a las dificultades.
    • Criar al niño con constancia, trabajar con recursos en la escuela y trabajar con un equipo de profesionales de atención médica que comprendan el TDAH puede ayudar a tratar esta afección.

    Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

    Small Elsevier Logo

    Cookies are used by this site. To decline or learn more, visit our cookie notice.


    Copyright © 2024 Elsevier, its licensors, and contributors. All rights are reserved, including those for text and data mining, AI training, and similar technologies.

    Small Elsevier Logo
    RELX Group