Contenidodeinteracciónconelpaciente

    CONJUNTIVITIS BACTERIANA, EN NIÑOS

    Para descargar la versión traducida al ucraniano haga clic en el siguiente enlace

    Apr.20.2022
    View related content
    Bacterial Conjunctivitis, Pediatric

    Conjuntivitis bacteriana, en niños

    Bacterial Conjunctivitis, Pediatric

    La conjuntivitis bacteriana es una infección de la membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo y la cara interna del párpado (conjuntiva). Los vasos sanguíneos en la conjuntiva se inflaman. Los ojos se ponen de color rojo o rosa, y pueden irritarse o picar. La conjuntivitis bacteriana puede transmitirse fácilmente de una persona a la otra (es contagiosa). También se puede contagiar fácilmente de un ojo al otro.

    ¿Cuáles son las causas?

    La causa de esta afección es una infección bacteriana. El niño puede contraer la infección si tiene contacto estrecho con:
    • Una persona que está infectada por la bacteria.
    • Elementos contaminados por la bacteria, como toallas, fundas de almohadas o paños.

    ¿Cuáles son los signos o síntomas?

    A normal eye compared to an eye with bacterial conjunctivitis.

    Los síntomas de esta afección incluyen:
    • Secreción espesa y amarilla, o pus que sale de los ojos.
    • Los párpados que se pegan por el pus o las costras.
    • Ojos rosas o rojos.
    • Ojos doloridos o irritados, o sensación de ardor en los ojos.
    • Lagrimeo u ojos llorosos.
    • Picazón en los ojos.
    • Hinchazón de los párpados.

    Otros síntomas pueden incluir lo siguiente:
    • Sensación de tener algo en el ojo.
    • Visión borrosa.
    • Tener una infección del oído al mismo tiempo.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Esta afección se diagnostica en función de lo siguiente:
    • Los síntomas y antecedentes médicos del niño.
    • Un examen ocular del niño.
    • Análisis de una muestra de secreción o pus del ojo del niño. Esto no se hace con frecuencia.

    ¿Cómo se trata?

    A person putting eye drops in an eye.

    El tratamiento para esta afección puede incluir lo siguiente:
    • Administración de antibióticos. Pueden ser:
      • Gotas o ungüento para los ojos para erradicar la infección con rapidez y evitar el contagio a otras personas.
      • Medicamentos en comprimidos o líquidos que se toman por la boca (medicamentos por vía oral). Los medicamentos orales se pueden usar para tratar infecciones que no responden a las gotas o los ungüentos, o que duran más de 10 días.
    • Colocación de paños fríos y húmedos (compresas húmedas) en los ojos del niño.

    Siga estas instrucciones en su casa:

    Medicamentos

    • Administre o aplique los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el pediatra.
    • Administre los antibióticos, las gotas y el ungüento como se lo haya indicado el pediatra. No deje de administrar el antibiótico, aunque la afección del niño mejore, a menos que se lo indique el pediatra.
    • Evite tocar el borde del párpado afectado con el frasco de las gotas para los ojos o el tubo del ungüento cuando aplica los medicamentos en el ojo afectado del niño. Esto evitará que la infección se propague al otro ojo o a otras personas.
    • No le dé aspirina al niño por el riesgo de que contraiga el síndrome de Reye.

    Control de las molestias

    • Retire suavemente la secreción de los ojos del niño con un paño tibio y húmedo, o con un algodón. Lávese las manos durante al menos 20 segundos antes y después de realizar este cuidado.
    • Para aliviar la picazón o el ardor, aplique una compresa fría en el ojo del niño durante 10 a 20 minutos, 3 o 4 veces al día.

    Para evitar que la infección se propague

    • No permita que el niño comparta toallas, almohadas ni paños.
    • No permita que el niño comparta maquillaje para ojos, brochas de maquillaje, lentes de contacto ni anteojos de otras personas.
    • Haga que el niño se lave las manos con agua y jabón con frecuencia durante al menos 20 segundos y especialmente antes de tocarse la cara o los ojos. Haga que el niño use toallas de papel para secarse las manos. Haga que el niño use desinfectante para manos si no dispone de agua y jabón.
    • Haga que el niño evite el contacto con otros niños mientras tenga síntomas o durante el tiempo que le indique el pediatra.

    Instrucciones generales

    • No permita que el niño use lentes de contacto hasta que la inflamación haya desaparecido y el pediatra le indique que es seguro usarlos nuevamente. Pregunte al pediatra cómo limpiar (esterilizar) o reemplazar los lentes de contacto del niño antes de que los use nuevamente. Haga que su hijo use anteojos hasta que pueda comenzar a usar los lentes de contacto nuevamente.
    • No permita que su niño use maquillaje en los ojos hasta que la inflamación haya desaparecido. Elimine cualquier maquillaje para ojos viejo que pueda contener bacterias.
    • Cambie o lave la funda de la almohada del niño todos los días.
    • No permita que su hijo se toque o se frote los ojos.
    • No permita que el niño use una piscina mientras aún tenga síntomas.
    • Concurra a todas las visitas de seguimiento. Esto es importante.

    Comuníquese con un médico si:

    • El niño tiene fiebre.
    • Los síntomas del niño empeoran o no mejoran con el tratamiento.
    • Los síntomas del niño no mejoran después de 10 días.
    • La visión del niño se torna borrosa en forma repentina.

    Solicite ayuda de inmediato si:

    • El niño es menor de 3 meses de vida y tiene una fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más.
    • El niño tiene de 3 meses a 3 años de edad y tiene fiebre de 102.2 °F (39 °C) o más.
    • El niño no puede ver.
    • El niño tiene dolor intenso en los ojos.
    • El niño tiene dolor, enrojecimiento o hinchazón en la cara.

    Estos síntomas pueden representar un problema grave que constituye una emergencia. No espere a ver si los síntomas desaparecen. Solicite atención médica de inmediato. Comuníquese con el servicio de emergencias de su localidad (911 en los Estados Unidos).

    Resumen

    • La conjuntivitis bacteriana es una infección de la membrana transparente que cubre la parte blanca del ojo y la cara interna del párpado.
    • La secreción espesa y amarilla, o pus que proviene de los ojos es un síntoma frecuente de la conjuntivitis bacteriana.
    • La conjuntivitis bacteriana puede transmitirse fácilmente de un ojo al otro y de una persona a la otra (es contagiosa).
    • No permita que su hijo se toque o se frote los ojos.
    • Administre los antibióticos, las gotas y el ungüento como se lo haya indicado el pediatra. No deje de administrar el antibiótico aunque la afección del niño mejore.

    Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

    Small Elsevier Logo

    Cookies are used by this site. To decline or learn more, visit our cookie notice.


    Copyright © 2024 Elsevier, its licensors, and contributors. All rights are reserved, including those for text and data mining, AI training, and similar technologies.

    Small Elsevier Logo
    RELX Group