Contenidodeinteracciónconelpaciente

    Prevención De La Infección Por El Vih Y El Sida

    Para descargar la versión traducida al ucraniano haga clic en el siguiente enlace

    Nov.08.2022
    View related content
    Rheumatoid Arthritis

    Artritis reumatoide

    Rheumatoid Arthritis

    La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad a largo plazo (crónica) que causa inflamación en las articulaciones. La AR puede comenzar lentamente. Con mayor frecuencia, afecta las articulaciones pequeñas de las manos y los pies. Por lo general, se ven afectadas las mismas articulaciones a ambos lados del cuerpo. La inflamación por AR también puede afectar otras partes del cuerpo, como el corazón, los ojos o los pulmones.

    La AR no tiene cura, pero existen medicamentos que pueden ayudar a aliviar los síntomas y detener o ralentizar el avance de la enfermedad.

    ¿Cuáles son las causas?

    La AR es una enfermedad autoinmunitaria. Cuando se tiene una enfermedad autoinmunitaria, el sistema de defensa del organismo (sistema inmunitario) ataca los tejidos sanos del cuerpo por error. Se desconoce la causa exacta de la AR.

    ¿Qué incrementa el riesgo?

    Los siguientes factores pueden hacer que sea más propenso a desarrollar esta afección:
    • Ser mujer.
    • Tener antecedentes familiares de AR u otras enfermedades autoinmunitarias.
    • Tener antecedentes de tabaquismo.
    • Obesidad.
    • Haber estado expuesto a sustancias contaminantes o químicas.

    ¿Cuáles son los signos o síntomas?

    Por lo general, los síntomas de esta afección comienzan de forma gradual. Suelen ser peores por la mañana. El primer síntoma podría ser entumecimiento matinal que se prolonga por más de 30 minutos.

    A medida que la AR avanza, los síntomas pueden incluir los siguientes:
    • Dolor, rigidez, hinchazón, sensación de calor y dolor a la palpación en las articulaciones de ambos lados del cuerpo.
    • Pérdida de energía.
    • Pérdida del apetito.
    • Pérdida de peso.
    • Fiebre no muy alta.
    • Ojos y boca secos.
    • Bultos firmes (nódulos reumatoides) que crecen por debajo de la piel en zonas como los huesos de los antebrazos, cerca de los codos y las manos.
    • Cambios en el aspecto de las articulaciones (deformidad) y pérdida de la función articular.

    Los síntomas de esta afección varían de una persona a otra.
    • Los síntomas de la AR suelen ser intermitentes.
    • En ocasiones, los síntomas empeoran durante un período de tiempo. Estos períodos se denominan crisis.

    ¿Cómo se diagnostica?

    Esta afección se diagnostica en función de los síntomas, los antecedentes médicos y un examen físico. Pueden realizarle radiografías o resonancias magnéticas (RM) para ver el tipo de cambio en las articulaciones que la AR está ocasionando.

    También pueden hacerle análisis de sangre para detectar lo siguiente:
    • Proteínas (anticuerpos) que su sistema inmunitario podría generar si padece AR. Estas incluyen el factor reumatoide (FR) y anticuerpos antipéptidos cíclicos citrulinados.
      • Cuando en los análisis de sangre se detectan estas proteínas, se dice que usted padece “artritis reumatoide seropositiva”.
      • Si en los análisis de sangre no se detectan estas proteínas, usted podría padecer “artritis reumatoide seronegativa”.
    • Inflamación en la sangre.
    • Recuento bajo de glóbulos rojos (anemia).

    ¿Cómo se trata?

    Two hands showing treated versus untreated rheumatoid arthritis.

    Los objetivos del tratamiento son aliviar el dolor, reducir la inflamación y disminuir o detener la lesión en las articulaciones y la discapacidad. El tratamiento puede incluir:
    • Cambios en el estilo de vida. Es importante descansar según sea necesario, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.
    • Medicamentos. El médico puede ajustarle los medicamentos cada 3 meses hasta tanto se alcancen los objetivos del tratamiento. Los medicamentos comunes incluyen los siguientes:
      • Analgésicos.
      • Corticoesteroides y antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como ibuprofeno, para reducir la inflamación.
      • Antirreumáticos modificadores de la enfermedad (ARME) para disminuir el avance de la artritis reumatoide.
      • Modificadores de respuesta biológica para reducir la inflamación y el daño.
    • Fisioterapia y terapia ocupacional.
    • Cirugía, en caso de que tenga daños articulares graves. Puede ser necesario el reemplazo o la fusión de las articulaciones.

    El médico trabajará con usted para encontrar la opción de tratamiento más adecuada para su caso en función de una evaluación de la actividad general de la enfermedad en su organismo.

    Siga estas indicaciones en su casa:

    Control del dolor, la rigidez y la hinchazón

    A heating pad being used on the affected joint.

    Si se lo indican, aplique calor en la zona afectada con la frecuencia que le haya indicado el médico. Use la fuente de calor que el médico le recomiende, como una compresa de calor húmedo o una almohadilla térmica.
    • Coloque una toalla entre la piel y la fuente de calor.
    • Aplique calor durante 20 a 30 minutos.
    • Retire la fuente de calor si la piel se pone de color rojo brillante. Esto es especialmente importante si no puede sentir dolor, calor o frío. Corre un mayor riesgo de sufrir quemaduras.

    Actividad

    • Retome sus actividades normales según lo indicado por el médico. Pregúntele al médico qué actividades son seguras para usted.
    • Descanse cuando tenga una crisis.
    • Siga el programa de ejercicios tal como se lo haya indicado el médico. Esto puede incluir ejercicios de fisioterapia para mantener el movimiento y la fuerza de las articulaciones.

    Indicaciones generales

    • Use los medicamentos de venta libre y los recetados solamente como se lo haya indicado el médico.
    • Concurra a todas las visitas de seguimiento. Esto es importante.

    Dónde obtener más información

    • American College of Rheumatology (Instituto Estadounidense de Reumatología): rheumatology.org
    • Arthritis Foundation (Fundación contra la Artritis): arthritis.org

    Comuníquese con un médico si:

    • Tiene una crisis de síntomas de AR.
    • Tiene fiebre.
    • Los medicamentos le causan efectos secundarios.

    Solicite ayuda de inmediato si:

    • Siente dolor en el pecho.
    • Tiene dificultad para respirar.
    • Desarrolla rápidamente calor y dolor en una articulación, que son más intensos que los dolores articulares habituales.

    Estos síntomas pueden indicar una emergencia. Solicite ayuda de inmediato. Llame al 911.
    • No espere a ver si los síntomas desaparecen.
    • No conduzca por sus propios medios hasta el hospital.

    Resumen

    • La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad a largo plazo (crónica) que causa inflamación en las articulaciones.
    • La AR es una enfermedad autoinmunitaria.
    • Los objetivos del tratamiento son aliviar el dolor, reducir la inflamación y disminuir o detener la lesión en las articulaciones y la discapacidad.

    Esta información no tiene como fin reemplazar el consejo del médico. Asegúrese de hacerle al médico cualquier pregunta que tenga.

    Small Elsevier Logo

    Cookies are used by this site. To decline or learn more, visit our cookie notice.


    Copyright © 2024 Elsevier, its licensors, and contributors. All rights are reserved, including those for text and data mining, AI training, and similar technologies.

    Small Elsevier Logo
    RELX Group